Cool Cook Books images

November 10, 2019 · Posted in Cook Books · Comment 

Check out these cook books images:

Marilyn Monroe: la poeta que se convirtió en sex symbol
cook books
Image by Antonio Marín Segovia
Marilyn Monroe: la poeta que se convirtió en sex symbol

¿Qué hizo de Marilyn Monroe un rostro perdurable tan conocido como La Gioconda, un icono transgeneracional, una leyenda viva? Por qué después de medio siglo, a diferencia de muchos de sus contemporáneos su imagen sigue siendo tan actual?

Quizá porque Marilyn Monroe no sólo fue bella, ni sólo fue sexy, ni sólo fue inteligente. Quizá porque fue todo eso y una rubia boba en sus personajes y una mujer con intensa curiosidad crítica que resistió los embates del macartismo y su cacería de brujas, que quiso modificar y modificó su vida y su mundo que fue Hollywood (esa industria que devora y fabrica imágenes como ganado a decir de Hitchcock) y el circuito de la alta política que como en la época de los Kennedy inventa y desecha personajes.

De que modificó su vida no cabe duda. Pasar su infancia en cinco o seis hogares de refugio y un orfanato y llegar a las fiestas de los Kennedy no es cosa fácil; y crear sus reglas y legislación propias en un mundo esclerotizado por las formas de la política donde caravanas y genuflexiones son el santo y seña de la sobrevivencia, tampoco es algo que resulte sencillo.

Randdy Taraborrelli en La vida secreta de Marilyn Monroe rescata un momento que describe muy bien cómo se manejaba con los personajes de la Casa Blanca. Resumo su relato:

En febrero de 1962 invitaron a Marilyn Monroe a una cena en honor del presidente Kennedy. La cena era a las ocho y a las siete treinta un automóvil pasó por ella. Marilyn, por supuesto no estaba lista. Según su mucama aún no sabía qué vestido ponerse y su estilista Kenneth Battelle estaba tratando de peinarla. A las ocho el asistente personal de Kennedy regresó a la fiesta y mandó una limusina por ella que llegó 15 minutos después. Milt Ebbins, el encargado de llevarla, a las 8:45 seguía esperando. Presionado telefónicamente por el asistente de Kennedy, a las nueve Ebbins entró a la habitación y encontró a Marilyn totalmente desnuda aunque con zapatillas frente a un espejo con un delineador en la mano. Sólo entonces ella empezó a ponerse el vestido por la cabeza y le pidió ayuda para bajarlo. El entallado vestido no pasaba de su cintura. Tu puedes, jala, tu puedes escuchaba Ebbins arrodillado frente a ella. Después se puso una peluca roja y unas gafas para que no la reconocieran en la calle y así llegó a la cena. En la puerta del salón le dio a un guardia del servicio secreto sus lentes y a otro la peluca. Se esponjó el cabello, abrió la puerta y en un tris todo se detuvo salvo ella. Los invitados mudos hicieron una valla que la llevó adonde estaba Kennedy. Al fin llegaste le dijo, sonriente la tomó del brazo y se alejaron de la concurrencia…

En Hollywood el comportamiento de Marilyn era muy parecido. Le gustaba el cine y la actuación pero no esa industria donde te pagan mil dólares por un beso y cincuenta centavos por tu alma. No es extraño que en su última etapa formara un productora para hacer sus propias películas. Un desafío a la industria hollywoodense de entonces.

Sus desafíos políticos tampoco fueron menores: en pleno macartismo, cuando la cacería de comunistas, al ser interrogada sobre la militancia de actores cerró su intervención con un broche de oro: mi color favorito es el rojo.

Demócrata confesa, liberal evidente, feminista de hechos más que de palabras cuya sexualidad no fue un desplante contra la liga de la decencia sino un gozo que se negó a ocultar, se convirtió desde su muerte en un mito, según el semiólogo Ernesto Cid por las contradicciones que confluyeron en su persona: es la rubia boba en sus personajes pero en sus entrevistas dice frases como dardos donde brilla la inteligencia (“Una sex symbol se convierte en un objeto y yo detesto ser un objeto. Pero si he de ser un símbolo de algo, prefiero serlo del sexo); es la actriz que llega tarde a la grabación de una película pero también es aquella que viaja al frente de guerra para apoyar a los soldados que enchamarrados por el frío disfrutan de su presencia enfundada con vestidos de mucho escote y sin espalda y que pese a la pulmonía que la atrapa, sigue trabajando.

Según sus cuadernos de notas Marilyn no conoció la felicidad pero fue muy alegre. Allí puede leerse que ella fue todas las partes de su cuerpo y según Antonio Tabucchi, también esa mariposa de aletear errante que no pierde dirección.

Sólo partes de nosotros, llegarán a tocar partes de los demás escribe, porque estamos en realidad más bien solos. Si somos conscientes de ello, dice Marilyn en su cuaderno de notas, sólo podremos aspirar a encontrar la soledad de otro.

Poeta a decir de Tabucchi y de las bellas metáforas de sus versos, Marilyn fue para Norman Mailer una poeta callejera que trató de decir sus versos a una multitud que le hacía jirones la ropa.

Otra imagen contradictoria que la fijó en el imaginario colectivo al parecer de manera indeleble es aquella cuando graba la cinta La tentación del séptimo año: originalmente la cinta se grabó en Lexington Avenue y la calle 52 muy de mañana. Pero fue tal la multitud y los fotógrafos que llegaron que las escenas no pudieron utilizarse. El rumor, la gritería y los aplausos de casi dos mil personas, según la prensa de la época, obligaron a grabar la escena en un estudio. Esa imagen es la de una mujer erotizable por su espléndido cuerpo sorprendida por un viento que le levanta el vestido y que ella goza pero que pudorosamente trata de ocultar. Para unos el viento del deseo le levanta el vestido. Para otros es el cuerpo que se entrega sin pensar la fuerza de esa imagen.

Naturalmente esa imagen del vestido perturba, pero también aquella de la fotografía donde se le ve leyendo el Ulises de James Joyce. No sólo eso: la sex symbol del siglo XX según la revista Play boy tuvo una biblioteca llena de clásicos como Steinbeck, Hemingway, Flaubert, Milton, Ellison y de autores que aún no lo eran en esos años como Albert Camus con La caídao Jack Kerouac con En el camino.

Dicen que los mitos reúnen, no aproximan. Nos hacen parte de su vida para dar forma al desorden de la experiencia cotidiana; para vislumbrar que la pedacería que son horas, que son días, que son años son acaso en su conjunto una gran epifanía, una revelación que llega y se va como un parpadeo y que hace que lo fugitivo permanezca. Su belleza sobreviviente del mundo antiguo como definiera Passolini, requerida por el futuro, la seguimos poseyendo en ese presente que no cesa y al que sólo acceden los mitos.

Javier Aranda Luna

LA JORNADA

___

Poemas de Marilyn Monroe

CARA Y CRUZ

Vida: soy de tu cara y tu cruz.
Casi siempre
colgada boca abajo,
pero fuerte como una telaraña al viento.
Mi corazón arde,
pero yo soy escarcha fría resplandeciente.

PUENTES

Me gustaría estar muerta.
Me gustaría no haber existido.
Me gustan los puentes,
especialmente el de Brooklyn,
tan tranquilo a pesar
del rugido de los automóviles
debajo de los pies de los transeúntes.
Pero no hay ningún puente feo.
Quizá alguno no demasiado alto.

PIEDRAS

Piedras en el camino.
Son de todos los colores.
Yo las miro desde lo alto,
Pero sois vosotros
las que estáis más arriba
en un mundo perfecto
del que algún día yo
formaré parte.

CUERPO Y ALMA

Por mucho que acaricie tu cuerpo,
nunca llegaré hasta tu alma.
Aunque los que a mí me gustan
son más bien cuerpos desalmados.
En cambio yo,
no os lo vais a creer,
a veces tengo la sensación
de que soy un alma sin cuerpo.

QUÉ EXTRAÑO

Qué extraños los humanos.
Algunas veces los miro
y no me reconozco
como formando parte de ellos.

HOY

Hoy no tengo ninguna
preocupación,
hoy respiro aire libre
al aire libre,
hoy no sufro
por el amor de nadie
ni recuerdo a la niña
humillada que fui,
hoy soy feliz,
hoy quisiera estar muerta.

SOLA

Sola. Estoy sola.
Siempre he estado sola,
pero hoy
ni siquiera me tengo a mí misma
para hacerme compañía.

MIEDO

Tengo tanto miedo a que no me quieran
que cuando me quieren
solo soy capaz de pensar
en el instante
cercano o lejano
en que dejarán de quererme.

TAL COMO SOY

Soy hermosa por fuera,
pero horrible por dentro.
Por eso me avergüenza
mirarme en el espejo
y en los ojos de los demás.
Temo que me vean
desnuda
toda mocos y llanto.
Tal como soy.

PROGRAMA

Conocer la realidad,
ver las cosas como son,
no hacerme ilusiones,
no enamorarme nunca:
ese es mi programa para la vida.
Para una vida
que no sé si vale la pena vivir.

IDEAS LOCAS

Mi cabeza nunca está vacía.
Las ideas locas siempre
danzan en ella.
Por eso tengo miedo,
por eso estoy
siempre asustada.
Miedo de hacer burla
a esa señora tan seria,
al señor presidente.
Miedo de lanzarme de pronto
sobre el marinerito que pasa
y revolcarnos los dos sobre el césped
de Central Park
o directamente sobre la acera.

AYUDA

Me hace falta mi ayuda
para salir del pozo,
mi ayuda y la de nadie más.
Me hace falta mi ayuda
y siempre me la niego.

VERGÜENZA

Qué vergüenza tener treinta años
y ser una niña asustada.
Qué vergüenza que todos me miren
y tener ganas de llorar.
Qué vergüenza los periodistas
preguntándome cosas
y que yo no recuerde
ninguna de las cosas inteligentes
que aprendí para responderles
Qué vergüenza esta máscara
de hermosa rubia tonta
que tapa mi verdadero rostro
de tonta rubia tonta.

QUÉ MARAVILLOSO SERÍA

Cuando comienzo a hundirme
pienso en qué maravilloso sería
poder tirarme de los pelos
sin miedo a quedarme
con ellos en las manos
y ponerme otra vez
de pie sobre la acera.

IDEAS

Tengo una idea de mí misma,
tengo muchas ideas de mí misma.
Pero ninguna es una buena idea

ÁRBOLES

Tristes y dulces árboles
que veo desde mi ventana,
cuánto daría yo por ser
uno de vosotros,
siempre en un lugar hermoso
rodeados de niños y de rosas,
acariciados por el viento,
ajenos,
al amor y al dolor,
al dolor y al amor.

EL RÍO

Amo el río,
ese río silencioso
que cruzan gaviotas y navíos,
amo su agua oscura y dulce,
sucia por fuera,
tierna por dentro.
Me gusta pasear por sus orillas,
escuchar las cosas que me dice.
Me gusta
mirarlo desde el puente,
cerrar los ojos,
soñar con que me tiene
entre sus brazos,
me tiene para siempre.

OLVIDO

Como un buen cirujano
has abierto una herida
nn mi corazón
y la has vuelto a cerrar.
Has arreglado
como un buen relojero
todo lo que no funcionaba bien.
Ahora mi corazón
da siempre la hora en punto,
me despierta a su hora.
Pero dime, amor mío,
al cerrar la hendidura
qué olvidaste allá dentro
que yo no puedo olvidar.

EN EL ASCENSOR

Tuve un sueño horrible.
Yo sola en el ascensor
y el ascensor se detenía
y el resto de mi vida
la pasaba sola en el ascensor.
Exactamente igual
como paso mi vida.

CARNE HUMANA

Soy dulce por fuera,
un cordero
que todos quieren acariciar.
Pero por dentro tengo garras
y enormes dientes
y ganas de devorar
carne humana.
Por dentro tengo tanta hambre
que me devoro a mí misma
y no me sacio nunca.

NUNCA MÁS

No vuelvas a visitarme,
niñita sola y asustada,
no vuelvas nunca más,
no vuelvas cuando todos me miran,
cuando mi amor me abraza,
cuando cientos de manos
aplauden fervorosas
y cientos de ojos
me desean.
No vuelvas nunca más,
niña que nunca te has ido
de mi lado.

CUANDO NO ESTOY

Por favor
no hables de mí
cuando no estoy,
no digas cosas malas
ni cosas bonitas.
Cuando no estoy
bésame en los labios,
acaríciame
una y otra vez.
Acaríciate
como si tus manos
fueran las mías.

ERA

Era joven,
era oscura
y sin embargo
por cualquier sitio que pasara
lo dejaba lleno de luz.

NO ME FÍO

No me fío de mí
ni de ti
ni de Dios.
Todos me han traicionado.
Y yo misma
más que nadie.

SINCERIDAD

La sinceridad
es una cosa estúpida.
Siempre que he sido sincera
me ha ido mal.
Siempre que he dicho te quíero
debería haberme callado.
En realidad,
si he de ser sincera,
siempre que digo algo
es mejor que me hubiera callado.
La sinceridad
es una cosa estúpida,
pero yo soy una estúpida
absolutamente sincera.

TAN HERMOSO

Mi amor duerme junto a mí.
Es tan hermoso ahora
como el niño que fue,
pero un niño que fuera
un león poderoso.
Es tan hermoso como
si ya estuviera muerto
y no pudiera dejar de amarme.

SER FELIZ

Creo que soy feliz,
pero no siento alegría alguna.
¿Es posible ser feliz
y no se capaz de estar alegre?
Mi amor me mira
y yo sonrío.
Lágrimas que nadie ve
ruedan por mis mejillas.

PARA SIEMPRE

Silencio.
Silencio.
Silencio.
Solo se escucha
el fluir de mi sangre
como un río que anhela
un tranquilo lago
en que perderse para siempre.

NADA
Aunque tuviera
toda la riqueza del mundo
si no tengo tu corazón
no tengo nada.

UN MAL SUEÑO

Soñamos con que nos quieran,
soñamos con amar a alguien,
pero es solo un mal sueño
del que conviene despertar.
La quimera del amor
ha hecho más daño al mundo
que lobos y que ratas y asesinos feroces.

NADA SEGURO

No hay que dar nada por seguro
ni siquiera aquello
que más te consuela,
desdichada mujer.
Quizá estás condenada
a vivir para siempre.

ESE JARDÍN

Mi cuerpo es el lugar
que prefieren tus ojos
y tus manos también.
Déjalos que corran,
colegiales traviesos,
hacia ese jardín.
Para ellos
yo nunca cerraré
la alta verja
puntiaguda.

ÚNICO DESEO

Socorro, socorro, socorro.
Siento que la vida
me está acechando
cada vez más cerca
y yo lo único
que deseo
es morir.

Poemas de Marilyn Monroe

Para sobrevivir, habría tenido que ser más cínica o por lo menos estar más cerca de la realidad. En lugar de eso, era una poeta callejera intentando recitar sus versos a una multitud que, mientras tanto, le hace jirones la ropa.

Arthur Miller

"Nada ni nadie va a hundirme. Realmente me molesta la forma en que la prensa ha estado hablando de mi, que los Estudios no me quieren, que estoy llena de pastillas, que bebo mucho… ! Todo una mentira!… Últimamente estoy algo deprimida y en baja forma, son cosas del corazón, pero pasaran, todo pasa, pero nunca estaré acabada. Nada va a hundirme… Podría ser un alivio dejar el cine, dedicarme al teatro, a escribir… me encanta escribir notas, poemas. Este tipo de trabajo que realizo es como correr los cien metros: enseguida estás en la línea de llegada, y suspiras y dices que lo has logrado. Pero nunca llegarás, enseguida hay otra escena, otra película, mucho dinero y tienes que volver a empezar "-

Marilyn Monroe

(4 Agosto 1962)

___

Marilyn oculta tras sus libros

Hay una fotografía de Marilyn Monroe que siempre ha despertado mi curiosidad porque creo que desvela una parte desconocida del mito. Es una foto que le sacó Alfred Eisenstaedt para la revista Life, y en la que Marilyn aparece en su casa, vestida con pantalones blancos y un top negro, acurrucada en el sofá, leyendo, delante de un estante de libros en su biblioteca persona. Está ensimismada en la lectura, y aparece alegre y liviana, como en pocas ocasiones.

Ese estante de libros terminaría convirtiéndose en la biblioteca personal de esta mujer, que llegó a atesorar hasta 400 volúmenes y contó con la obra de algunos autores por los que la actriz estaba fascinada: James Joyce, Walt Whitman, el poeta Heinrich Heine, Saul Bellow y Carl Sandbury todos eran auténticos héroes literarios para ella, al igual que Truman Capote e Isak Dinesen fueron además sus amigos. Marilyn se sentía bien entre escritores y de hecho, se casó con el dramaturgo Arthur Miller. Pocos conocen ese aspecto de ávida lectora y coleccionista de libros de Marilyn Monroe, pero definitivamente, ese rasgo también la definió.

Los libros llegaron a ser sus compañeros y su refugio. Lo cuenta Sam Kashner, cuando escribe para la revista Vanity Fair: "Varias fotografías de todas las que se tomaron de Marilyn la mostraban leyendo. Y esas son las que especialmente ella prefería”. Hay muchas: Eve Arnold la fotografió para la revista Esquire en un parque infantil en Amagansett mientras leía el Ulises de James Joyce. “Si algunos fotógrafos pensaron que podía resultar divertido hacer posar a la rubia voluptuosa más famosa del mundo, a la rubia tonta, con un libro en las manos (y de James Joyce o Heinrich Heine nada menos), para ella no era una broma”.

En los textos y poemas de su diario, incluidos en el libro “Fragments”, Marilyn se revela como una mujer joven para quien la escritura y la poesía eran herramientas vitales de primer orden. Formaban parte de su vida, y forjaron su forma de mirar y estar el mundo. Los libros aparecen como el compañero fiel de Marilyn durante sus ataques de insomnio y depresión.

En el libro “Fragments: Poems, Intimate Notes, Letters por Marilyn Monroe”, editado en Estados Unidos por Stanley Buchthal y Bernard Comment, se puede entrever a una Marilyn alejada de la imagen que las grandes productoras de cine crearon, la de la rubia tonta que apenas sabía hablar en público.

Capítulo tras capítulo descubrimos otro perfil de MM y recorremos de mano de la actriz algunas de sus impresiones vitales y también literarias. De hecho, se reproducen sus notas manuscritas cronológicamente, porque resulta que ella también escribía. El libro nos permite ser testigos de una búsqueda intelectual que hunde sus raíces en la experiencia vital de este icono americano.

Dicen quienes la conocieron que su amor por los libros no era una pose, sino que era algo genuino y sincero. No perdía oportunidad de ser fotografiada con un libro porque “estaba desesperada por ser tomada en serio, por ser vista como un ser humano con curiosidad intelectual, como una mujer con intereses culturales que tenía los pies en la tierra y que era algo más que la rubia de las curvas escandalosas. El castillo mágico de Hollywood y la imagen que de ella habían creado se convirtieron en una prisión dorada y Marilyn hizo lo que muchos prisioneros hacen para evitar volverse locos: se encerró en el mundo privado de los libros, explorando sus sentimientos y pensamientos más íntimos a través de la escritura, en la forma de diarios o escritos aparentemente inconexos”.

Pensar en Marilyn es sinónimo de tristeza. No sé si compartís esa impresión. Se acaban de conmemorar los 50 años del fallecimiento de NormaJeane Baker, verdadero nombre de la actriz. Con motivo de esa efeméride, salieron a la luz buena parte de sus diarios personales y escritos , realizados entre 1943 y 1962, que ponen de relieve la faceta de escritora de esta mujer, mostrando sin remilgos toda su ingenua creatividad. Esos textos hablan una mujer de profundos pensamientos que escribe acerca de la vida, la existencia y el amor. Llama especialmente la atención que Marilyn se atreviese con la poesía. En sus poemas habla de su sensibilidad, siempre con esa particular tendencia al pesimismo, la nostalgia y la tristeza. Algunos versos son claros a este respecto:

“Ahora que lo pienso siempre he estado aterrada de llegar a ser realmente
la esposa de alguien
pues la vida me ha enseñado que nadie puede amar a otro
nuncarealmente.”

LOS 400 LIBROS DE MARILYN

Por si tenéis curiosidad, añado la lista de los libros que formaron parte de la biblioteca particular de Marilyn Monroe y que fueron subastados Christies-NY el 28 y 29 de octubre de 1999, en lotes individuales o agrupados. A mí me ha resultado interesante y sorprendente. Espero que también lo sea para alguien más.

1) Let’s Make Love por Matthew Andrews

2) How To Travel Incognito por Ludwig Bemelmans

3) To The One I Love Best por Ludwig Bemelmans

4) Thurber Country por James Thurber

5) The Fall por Albert Camus

6) Marilyn Monroe por George Carpozi

7) Camille por Alexander Dumas

8) Invisible Man por Ralph Ellison

9) The Boston Cooking-School Cook Book por Fannie Merritt-Farmer

10) The Great Gatsby por F. Scott Fitzgerald

11) From Russia With Love por Ian Fleming

12) The Art Of Loving por Erich Fromm

13) The Prophet por Kahlil Gilbran

14) Ulysses por James Joyce

15) Stoned Like A Statue: A Complete Survey Of Drinking Cliches, Primitive, Classical & Modern por Howard Kandel & Don Safran, con una introducción de Dean Martin

16) The Last Temptation Of Christ por Nikos Kazantzakis

17) On The Road por Jack Kerouac

18) Selected Poems por DH Lawrence

19 and 20) Sons And Lovers por DH Lawrence (2 ediciones)

21) The Portable por DH Lawrence

22) Etruscan Places (DH Lawrence?)

23) DH Lawrence: A Basic Study Of His Ideas por Mary Freeman

24) The Assistant por Bernard Malamud

25) The Magic Barrel por Bernard Malamud

26) Death In Venice & Seven Other Stories por Thomas Mann

27) Last Essays por Thomas Mann

28) The Thomas Mann Reader

29) Hawaii por James Michener

30) Red Roses For Me por Sean O’Casey

31) I Knock At The Door por Sean O’Casey

32) Selected Plays por Sean O’Casey

33) The Green Crow por Sean O’Casey

34) Golden Boy por Clifford Odets

35) Clash por Night por Clifford Odets

36) The Country Girl por Clifford Odets

37) 6 Plays Of Clifford Odets

38) The Cat With 2 Faces por Gordon Young

39) Long Day’s Journey Into Night por Eugene O’Neill

40) Part Of A Long Story: Eugene O’Neill As A Young Man In Love por Agnes Boulton

41) The Little Engine That Could por Piper Watty

42) The New Joy Of Cooking por Irma S. Rombauer & Marion Rombauer-Becker

43) Selected Plays Of George Bernard Shaw

44) Ellen Terry And Bernard Shaw – Correspondencia

45) Bernard Shaw & Mrs Patrick Campbell – Su Correspondencia

46) The Short Reigh Of Pippin IV por John Steinbeck

47) Once There Was A War por John Steinbeck

48) Set This House On Fire por William Styron

49) Lie Down In Darkness (William Styron?)

50) The Roman Spring Of Mrs Stone por Tennessee Williams

51) Camino Real por Tennessee Williams

52) A Streetcar Named Desire por Tennessee Williams

53) The Flower In Drama And Glamour por Stark

Literatura Americana

54) Tender Is The Night por F. Scott Fitzgerald

55) The Story Of A Novel por Thomas Wolfe

56) Look Homeward Angel por Thomas Wolfe

57) A Stone, A Leaf, A Door (Thomas Wolfe?)

58) Thomas Wolfe’s Letters To His Mother, ed. John Skally Terry

59) A Farewell To Arms por Ernest Hemingway

60) The Sun Also Rises por Ernest Hemingway

61) Winesburg, Ohio por Sherwood Anderson

62) Sister Carrie por Theodore Dreiser

63) Tortilla Flat por John Steinbeck

64) The American Claimant & Other Stories & Sketches por Mark Twain

65) In Defense of Harriet Shelley & Other Essays (Mark Twain?)

66) The Adventures Of Huckleberry Finn por Mark Twain

67) Roughing It (Mark Twain?)

68) The Magic Christian por Terry Southern

69) A Death In The Family por James Agee

70) The War Lover por John Hersey

71) Don’t Call Me por My Right Name & Other Stories por James Purdy

72) Malcolm por James Purdy

Antologías

73) The Portable Irish Reader

74) The Portable Poe – Edgar Allen Poe

75) The Portable Walt Whitman

76) This Week’s Short Stories (New York, 1953)

77) Bedside Book Of Famous Short Stories

78) Short Novels Of Colette

79) Short Story Masterpieces (New York, 1960)

80) The Passionate Playgoer por George Oppenheimer

81) Fancies And Goodnights por John Collier

82) Evergreen Review, Vol 2, No. 6

83) The Medal & Other Stories por Luigi Pirandello

Arte

84) Max Weber

85) Renoir por Albert Skira

86) Max por Giovannetti Pericle

87) The Family Of Man por Carl Sandburg

88-90) Horizon, A Magazine Of The Arts (Nov 1959, Jan 1960, Mar 1960.)

91) Jean Dubuffet por Daniel Cordier

Biografías

92) The Summing Up por W. Somerset Maugham

93) Close To Colette por Maurice Goudeket

94) This Demi-Paradise por Margaret Halsey

95) God Protect Me From My Friends por Gavin Maxwell

96) Minister Of Death: The Adolf Eichmann Story por Quentin Reynolds, Ephraim Katz and Zwy Aldouby

97) Dance To The Piper por Agnes DeMille

98) Goodness Had Nothing To Do With It por Mae West

99) Act One por Moss Hart

Ciencia cristiana

100) Science And Health With Key To The Scriptures por Mary Baker Eddy

101) Poems, Including Christ And Christmas por Mary Baker Eddy

Clásicos

102) 2 Plays: Peace And Lysistrata por Aristophanes

103) Of The Nature Of Things por Lucretius

104) The Philosophy Of Plato

105) Mythology por Edith Hamilton

106) Theory Of Poetry And Fine Art por Aristotle

107) Metaphysics por Aristotle

108-111) Plutarch’s Lives, Vols 3-6 only (of 6) por William and John Langhorne

Cultura

112) Bound For Glory por Woody Guthrie

113) The Support Of The Mysteries por Paul Breslow

114) Paris Blues por Harold Flender

115) The Shook-Up Generation por Harrison E. Salisbury

Traducciones

116) An Mands Ansigt por Arthur Miller

117) Independent People por Halldor Laxness

118) Mujer por Lina Rolan

119) The Havamal, ed. D.E. Martin Clarke

120) Yuan Mei: 18th Century Chinese Poet por Arthur Waley

121) Almanach: Das 73 Jahr por S. Fischer Verlag

Literatura francesa

122) Madame Bovary por Gustave Flaubert

123) The Works Of Rabelais

124) The Guermantes Way por Marcel Proust

125) Cities Of The Plain por Marcel Proust

126) Within A Budding Grove por Marcel Proust

127) The Sweet Cheat Gone por Marcel Proust

128) The Captive por Marcel Proust

129) Nana por Emile Zola

130) Plays por Moliere

Freud

131) The Life And Work of Sigmund Freud por Ernest Jones

132) Letters Of Sigmund Freud, ed. Ernest L. Freud

133) Glory Reflected por Martin Freud

134) Moses And Monotheism por Sigmund Freud

135) Conditioned Reflex Therapy por Andrew Salter

Jardinería y mascotas

136-137) The Wise Garden Encyclopedia, ed. E.L.D. Seymour (2 editions)

138) Landscaping Your Own Home por Alice Dustan

139) Outpost Nurseries – publicity brochure

140) The Forest And The Sea por Marston Bates

141) Pet Turtles por Julien Bronson

142) A Book About Bees por Edwin Way Teale

143) Codfish, Cats & Civilisation por Gary Webster

Humor

144) How To Do It, Or, The Art Of Lively Entertaining por Elsa Maxwell

145) Wake Up, Stupid por Mark Harris

146) Merry Christmas, Happy New Year por Phyllis McGinley

147) The Hero Maker por Akbar Del Piombo & Norman Rubington

148) How To Talk At Gin por Ernie Kovacs

149) VIP Tosses A Party, por Virgil Partch

150) Who Blowed Up The House & Other Ozark Folk Tales, ed. Randolph Vance

151) Snobs por Russell Lynes

Judaísmo (MM oficialmente se convirtió al judaísmo tras su matrimonio con Arthur Miller).

152) The Form of Daily Prayers

153) Sephath Emeth: Order Of Prayers For The Wholes Year In Jewish and English

154) The Holy Scriptures According To The Masoretic Text

Literatura

155) The Law por Roger Vailland

156) The Building por Peter Martin

157) The Mermaids por Boros

158) They Came To Cordura por Glendon Swarthout

159) The 7th Cross por Anna Seghers

160) A European Education por Romain Gary

161) Strike For A Kingdom por Menna Gallie

162) The Slide Area por Gavin Lambert

163) The Woman Who Was Poor por Leon Bloy

164) Green Mansions por W.H. Hudson

165) The Contenders por John Wain

166) The Best Of All Worlds, Or, What Voltaire Never Knew por Hans Jorgen Lembourn

167) The Story Of Esther Costello por Nicholas Montsarrat

168) Oh Careless Love por Maurice Zolotow

169) Add A Dash Of Pity por Peter Ustinov

170) An American Tragedy por Theodore Dreiser

171) The Mark Of The Warrior por Paul Scott

172) The Dancing Bear por Edzard Schaper

173) Miracle In The Rain por Ben Hecht

174) The Guide por R.K. Narayan

175) Blow Up A Storm por Garson Kanin

176) Jonathan por Russell O’Neill

177) Fowlers End por Gerald Kersh

178) Hurricane Season por Ralph Winnett

179) The un-Americans por Alvah Bessie

180) The Devil’s Advocate por Morris L. West

181) On Such A Night por Anthony Quayle

182) Say You Never Saw Me por Arthur Nesbitt

183) All The Naked Heroes por Alan Kapener

184) Jeremy Todd por Hamilton Maule

185) Miss America por Daniel Stren

186) Fever In The Blood por William Pearson

187) Spartacus por Howard Fast

188) Venetian Red por L.M. Pasinetti

189) A Cup Of Tea For Mr Thorgill por Storm Jameson

190) Six O’Clock Casual por Henry W. Cune

191) Mischief por Charlotte Armstrong

192) The Gingko Tree por Sheelagh Burns

193) The Mountain Road por Theodore H. White

194) Three Circles Of Light por Pietro Di Donato

195) The Day The Money Stopped por Brendan Gill

196) The Carpetbaggers por Harold Robbins

197-198) Justine por Lawrence Durrell

199) Balthazar por Lawrence Durrell

200) Brighton Rock por Graham Greene

201) The Secret Agent por Joseph Conrad

202) The Unnamable por Samuel Beckett

203) Portrait Of The Artist As A Young Dog por Dylan Thomas

204) Hear Us O Lord From Heaven Thy Dwelling Place, por Malcolm Lowry

205) The Sound And The Fury/As I Lay Dying, por William Faulkner

206) God’s Little Acre por Erskine Caldwell

207) Anna Christie/The Emperor Jones/The Hairy Ape por Eugene O’Neill

208) The Philosophy Of Schopenhauer por Irwin Edman

209) The Philosophy Of Spinoza por Joseph Ratner

210) The Dubliners por James Joyce

211) Selected Poems por Emily Dickinson

212) The Collected Short Stories por Dorothy Parker

213) Selected Works por Alexander Pope

214) The Red And The Black por Stendhal

215) The Life Of Michelangelo por John Addington

216) Of Human Bondage por W. Somerset Maugham

217) Three Famous French Romances

218) Napoleon por Emil Ludwig

219) Madame Bovary por Gustave Flaubert

220) The Poems And Fairy-Tales por Oscar Wilde

221) Alice’s Adventures In Wonderland/Through The Looking Glass/The Hunting Of The Snark, por Lewis Carroll

222) A High Wind In Jamaica por Richard Hughes

223) An Anthology Of American Negro Literature, ed. Sylvestre C. Watkins

Música

224) Beethoven: His Spiritual Development por J.W.N. Sullivan

225) Music For The Millions por David Ewen

226) Schubert por Ralph Bates

227) Men Of Music por Wallace Brockaway and Herbert Weinstock

Teatro

228) The Potting Shed por Graham Greene

229) Politics In The American Drama por Caspar Nannes

230) Sons Of Men por Herschel Steinhardt

231) Born Yesterday por Garson Kanin

232) Untitled & Other Radio Drams por Norman Corwin

233) Thirteen por Corwin, por Norman Corwin

234) More por Corwin, por Norman Corwin

235) Long Day’s Journey Into Night por Eugene O’Neill (a second copy)

236) Best American Plays: Third Series, 1945-1951

237) Theatre ’52 por John Chapman

238) 16 Famous European Plays, por Bennett Cerf and Van H. Cartmell

239) The Complete Plays Of Henry James

240) 20 Best Plays Of The Modern American Theatre, por John Glassner

241) Elizabethan Plays por Hazelton Spencer

242) Critics’ Choice por Jack Gaver

243) Modern American Dramas por Harlan Hatcher

244) The Album Of The Cambridge Garrick Club

Poesía europea

245) A Shropshire Lad por A.E. Houseman

246) The Poetry & Prose Of Heinrich Heine por Frederich Ewen

247) The Poetical works Of John Milton, por H.C. Beeching

248) The Poetical Works Of Robert Browning (H.C. Beeching?)

249) Wordsworth por Richard Wilbur

250) The Poetical Works Of Shelley (Richard Wilbur?)

251) The Portable Blake, por William Blake

252) William Shakespeare: Sonnets, ed. Mary Jane Gorton

253) Poems Of Robert Burns, ed. Henry Meikle & William Beattie

254) The Penguin Book Of English Verse, ed. John Hayward

255) Aragon: Poet Of The French Resistance, por Hannah Josephson & Malcolm Cowley

256) Star Crossed por Margaret Tilden

Poesía americana

257 and 258) Collected Sonnets por Edna St Vincent Millay (2 editions)

259) Robert Frost’s Poems por Louis Untermeyer

260) Poe: Complete Poems por Richard Wilbur

261) The Life And Times Of Archy And Mehitabel por Don Marquis

262) The Pocketbook Of Modern Verse por Oscar Williams

263) Poems por John Tagliabue

264) Selected Poems por Rafael Alberti

265) Selected Poetry por Robinson Jeffers

266) The American Puritans: Their Prose & Poetry, por Perry Miller

267) Selected Poems por Rainer Maria Rilke

268) Poet In New York por Federico Garcia Lorca

269) The Vapor Trail por Ivan Lawrence Becker

270) Love Poems & Love Letters For All The Year

271) 100 Modern Poems, ed. Selden Rodman

272) The Sweeniad, por Myra Buttle

273) Poetry: A Magazine Of Verse, Vol.70, no. 6

Política

274) The Wall Between por Anne Braden

275) The Roots Of American Communism por Theodore Draper

276) A View Of The Nation – An Anthology : 1955-1959, ed. Henry Christian

277) A Socialist’s Faith por Norman Thomas

278-279) Rededication To Freedom por Benjamin Ginzburg (2 copies)

280) The Ignorant Armies por E.M. Halliday

281) Commonwealth Vs Sacco & Vanzetti, por Robert P. Weeks

282) Journey To The Beginning por Edgar Snow

283) Das Kapital por Karl Marx

284) Lidice por Eleanor Wheeler

285) The Study Of History por Arnold Toynbee

286) America The Invincible por Emmet John Hughes

287) The Unfinished Country por Max Lerner

288) Red Mirage por John O’Kearney

289) Background & Foreground – The New York Times Magazine: An Anthology, ed. Lester Markel (a friend of MM)

290) The Failure Of Success por Esther Milner

291) A Piece Of My Mind por Edmund Wilson

292) The Truth About The Munich Crisis por Viscount Maugham

293) The Alienation Of Modern Man por Fritz Pappenheim

294) A Train Of Powder por Rebecca West

295) Report From Palermo por Danilo Dolci

296) The Devil In Massachusetts por Marion Starkey

297) American Rights: The Constitution In Action, por Walter Gellhorn

298) Night por Francis Pollini

299) The Right Of The People por William Douglas

300) The Jury Is Still Out por Irwin Davidson and Richard Gehman

301) First Degree por William Kunstler

302) Democracy In America por Alexis De Tocqueville

303) World Underworld por Andrew Varna

Oraciones

304) Catechism For Young Children (1936, so may be from Norma Jeane’s childhood)

305) Prayer Changes Things (1952, inscribed to MM – perhaps from Jane Russell?)

306) The Prophet por Kahlil Bibran (a second copy?)

307) The Magic Word L.I.D.G.T.T.F.T.A.T.I.M. por Robert Collier

308) The Prophet por Kahlil Gibran (a third copy?)

309) His Brother’s Keeper por Milton Gross (3-page extract from Readers’ Digest, Dec 1961)

310) Christliches ergissmeinnicht por K. Ehmann

311) And It Was Told Of A Certain Potter por Walter C. Lanyon

312) Bahai Prayers

Psicología

313) Man Against Himself por Karl A. Menninger

314) The Tower And The Abyss por Erich Kahler

315) Something To Live By, por Dorothea S. Kopplin

316) Man’s Supreme Inheritance por Alexander F. Matthias

317) The Miracles Of Your Mind por Joseph Murphy

318) The Wisdom Of The Sands por Antoine de Saint-Exupery

319) A Prison, A Paradise por Loran Hurnscot

320) The Magic Of Believing por Claude M. Bristol

321) Peace Of Mind por Joshua Loth Liebman

322) The Use Of The Self por Alexander F. Matthias

323) The Power Within You por Claude M. Bristol

324) The Call Girl por Harold Greenwald

325) Troubled Women por Lucy Freeman

326) Relax And Live por Joseph A. Kennedy

327) Forever Young, Forever Healthy por Indra Devi

328) The Open Self por Charles Morris

329) Hypnotism Today por Leslie Lecron & Jean Bordeaux

330) The Masks Of God: Primitive Mythology, por Joseph Campbell

331) Some Characteristics Of Today por Rudolph Steiner

Referencias

332) Baby & Child Care por Dr Benjamin Spock (pub. 1958)

333) Flower Arranging For Fun por Hazel Peckinpaugh Dunlop

334) Hugo’s Pocket Dictionary: French-English And English-French

335) Spoken French For Travellers And Tourists, por Charles Kany & Mathurin Dondo

336) Roget’s Pocket Thesaurus, por C.O. Mawson & K.A. Whiting

Religión

337) What Is A Jew? por Morris Kertzer

338) A Partisan Guide To The Jewish Problem, por Milton Steinberg

339) The Tales Of Rabbi Nachman, por Martin Buber

340) The Saviours Of God: Spiritual Exercises, por Nikos Kazantzakis

341) The Prophet por Kahlil Gilbran

342) The Dead Sea Scrolls por Millar Burrows

343) The Secret Books Of The Egyptian Gnostics, por Jean Doresse

344) Jesus por Kahlil Gilbran

345) Memories Of A Catholic Girlhood, por Mary McCarthy

346) Why I Am Not A Christian, por Bertrand Russell

Literatura rusa

347) Redemption & Other Plays por Leo Tolstoy

348) The Viking Library Portable Anton Chekhov

349) The House Of The Dead, por Fyodor Dostoevsky

350) Crime And Punishment por Fyodor Dostoevsky

351) Best Russian Stories: An Anthology, ed. Thomas Seltzer

352) The Plays Of Anton Chekhov

353) Smoke por Ivan Turgenev

354) The Poems, Prose & Plays Of Alexander Pushkin

355) The Brothers Karamazov por Fyodor Dostoevsky

Ciencia

356) Our Knowledge Of The External World, por Bertrand Russell

357) Common Sense And Nuclear Warfare, por Bertrand Russell

358) Out Of My Later Years por Albert Einstein

359) Men And Atoms por William Laurence

360) Man Alive por Daniel Colin Munro

361) Doctor Pygmalion por Maxwell Maltz

362) Panorama: A New Review, ed. R.F. Tannenbaum

363) Everyman’s Search por Rebecca Beard

364) Of Stars And Men por Harlow Shapley

365) From Hiroshima To The Moon, por Daniel Lang

366) The Open Mind por J. Robert Oppenheimer

367) Sexual Impotence In The Male, por Leonard Paul Wershub

Otras lecturas

368) Medea por Jeffers Robinson

369) Antigone por Jean Anouilh

370) Bell, Book And Candle por John Van Druten

371) The Women por Clare Boothe

372) Jean Of Lorraine por Maxwell Anderson

Viajes

373) The Sawbwa And His Secretary por C.Y. Lee

374) The Twain Shall Meet por Christopher Rand

375) Kingdom Of The Rocks por Consuelo De Saint-Exupery

376) The Heart Of India por Alexander Campbell

377) Man-Eaters Of India por Jim Corbett

378) Jungle Lore por Jim Corbett

379) My India por Jim Corbett

380) A Time In Rome por Elizabeth Bowen

381) London por Jacques Boussard

382) New York State Vacationlands

383) Russian Journey por William O. Douglas

384) The Golden Bough por James G. Frazer

Con toque femenino

385) The Portable Dorothy Parker

386) My Antonia por Willa Cather

387) Lucy Gayheart por Willa Cather

388) The Ballad Of The Sad Cafe por Carson McCullers

389) The Short Novels Of Colette

390) The Little Disturbances Of Man por Grace Paley

Otros más

391) The Autobiography Of Lincoln Steffens

392-403) Carl Sandburg’s 12-volume biography of Abraham Lincoln

404) The Little Prince por Antoine De Saint-Exupery

405) Poems Of W.B. Yeats

406) Mr Roberts por Joyce Cary

407) The Thinking Body por Mabel Elsworth Todd

408) The Actor Prepares por Konstantin Stanislavsky

409) The Bible

410) The Biography Of Eleanora Duse, por William Weaver

411) De Humani Corporis Fabrica (Study Of Human Bone Structure) por Andreas Vesalius

412) Essays por Ralph Waldo Emerson

413) Gertrude Lawrence As Mrs A, por Richard Aldrich

414) Goodnight Sweet Prince por Gene Fowler

415) Greek Mythology por Edith Hamilton

416) How Stanislavsky Directs por Mikhail Gorchakov

417) I Married Adventure por Olso Johnson

418) The Importance Of Living por Lin Yutang

419) Letters To A Young Poet por Rainer Maria Rilke

420) Psychology Of Everyday Life por Sigmund Freud

421) The Rains Came por Louis Broomfield

422) The Rights Of Man por Thomas Paine

423) Swann’s Way por Marcel Proust

424) To The Actor por Michael Chekhov

425) Captain Newman, M.D.

427) A Lost Lady por Willa Cather

428) Lust For Life por Irving Stone

429) The Deer Park por Norman Mailer

430) The Rebel por Albert Camus

www.diariodenavarra.es/noticias/blogs/sopa-letras/2013/12…

___

Amor – Vladímir Mayakovski

Tal vez,
quizá,
alguna vez,
por el camino de una alameda del zoológico,
entrará también ella.

Ella,
ella también amaba a los animales,
y sonriendo llegará,
así como está,
en la foto de la mesa.

Ella es tan hermosa,
a ella con seguridad la resucitarán.

Vuestro siglo XXX
vencerá,
al corazón destrozado por las pequeñeces.

Ahora,
trataremos de terminar,
todo lo que no hemos podido amar en la vida,
en innumerables noches estrelladas.

¡Resucitádme,
aunque más no sea,
porque soy poeta,
y esperaba el futuro,
luchando contra las mezquindades de la vida cotidiana!

¡Resucitádme,
aunque más no sea por eso!

¡Resucitádme!
Quiero acabar de vivir lo mío,
mi vida
para que no exista un amor sirviente,
ni matrimonios, sucios,
concuspiscentes.

Maldiciendo la cama,
dejando el sofá,
alzaré por el mundo,
un amor universal.

Para que un día,
que el dolor degrada,
cambie,
y no implorar más,
mendigando,
y al primer llamado de:

¡Camarada!
se dé vuelta toda la tierra.

Para no vivir,
sacrificándose por una casa, por un agujero.

Para que la familia,
desde hoy,
cambie,
el padre,
sea por lo menos el Universo,
y la madre
sea por lo menos la Tierra.

Vladímir Mayakovski

___

Tres maridos, múltiples amantes

por RAQUEL QUÍLEZ

«Sola. Estoy sola. Siempre estoy sola. Sea como sea». Los versos de la mujer más triste del mundo, escritos en uno de sus cuadernos rescatados hace apenas dos años, desnudan a una Marilyn Monroe insegura; asustada. Siempre lo fue: la mujer más deseada de Hollywood nunca se quiso y buscó el consuelo en multitud de hombres. Pero no logró sacudirse la sensación de abandono. Ni sus tres maridos ni sus múltiples amantes —de los hermanos Kennedy a Elia Kazan pasando por Tony Curtis y Marlon Brando— lograron que fuese feliz.

Marilyn buscaba la autoestima en otros. Quizás su complicada infancia, con un padre ausente, una madre desequilibrada, hogares de acogida y agresiones varias, hizo que el mito anhelase el abrazo protector de un hombre. Apenas tenía 16 años cuando se casó por primera vez. Era 1942 y el elegido, un obrero aspirante a policía llamado James Dougherty. Ex capitán de fútbol y delegado de clase, tenía 20 años cuando empezó a salir con Norma Jean Baker. No conoció a Marilyn Monroe. Su familia había sido vecina de Grace Goddard, amiga de la madre de Norma Jean, que vivía entonces con ellos. «Iban a mudarse y decidimos casarnos para impedir que volviese a una casa de acogida. Estábamos enamorados», recordaría más tarde Dougherty. Así, el gran mito sexual se convirtió en ama de casa en una relación que, en apariencia, funcionaba, aunque algunas de sus cartas dejaron ver después que su marido era infiel.

Dougherty fue reclutado para la II Guerra Mundial y en su ausencia, la joven se convirtió en una modelo cotizada en Los Ángeles. Y buscó la compañía de otros hombres para mitigar la soledad que le angustiaba. Hollywood pronto la reclamó y ella tramitó un divorcio que se concretó en septiembre de 1946. Habían estado juntos cuatro años. Al volver a casa, Dougherty intentó convencerla de que volviese, pero ella se negó. Iba a convertirse en Marilyn. «Quería firmar un contrato con la 20th Century Fox en el que decía que no podía estar casada», contó Dougherty en 1984.

Su segundo gran hombre fue Joe DiMaggio, el jugador de béisbol con el que se casó cumpliendo el sueño americano de ver juntos a dos de sus mitos: el ídolo de los Yankees con la diva de Hollywood. Se casaron en 1954 —antes, el escritor Robert Slatzer asegura haber sido su esposo durante una semana en 1952, aunque no hay pruebas de ello—, pero el compromiso duró sólo nueve meses, pese a que siguieron viéndose durante años. El deportista, muy conservador, era incapaz de adaptarse a la vida de la estrella. Le parecía una ofensa que la deseasen más hombres y vivió históricos ataques de celos. Quería apartarla del espectáculo y guardarse toda su explosividad para él, pero ella no cedió. Que la amó lo demuestra el hecho de que durante los 20 años que siguieron a su muerte, envió un ramo de flores a su tumba tres veces por semana. La Parisien Florist, de Hollywood, tenía el emotivo encargo.

A Arthur Miller, el intelectual, el judío, le vio por primera vez en 1951, cuando ella tenía 25 años y él, diez más. Se casaron cinco años después —cuando aún se especulaba con una reconciliación con DiMaggio—, en una ceremonia en la que Marilyn se convirtió al judaísmo. Por aquel entonces, los medios ya habían creado una Marilyn superficial, adicta, sexy a rabiar, pero problemática y depresiva. El dramaturgo, ganador de un Pulitzer, quiso salvarla. Parecían felices, pero apenas tres años después el matrimonio encallaba y en 1960, Marilyn tuvo una sonada aventura con el francés Yves Montand cuando rodaban ‘El multimillonario’

Marilyn Monroe y Arthur Miller estuvieron juntos hasta 1961. Fue quizás el hombre que mejor pudo entender el vacío que la asfixiaba, el más capaz de valorar su talento y hacérselo creer a ella, pero acabó agotado de esa personalidad enfermiza y la abandonó para marcharse con la fotógrafa Inge Morath, a la que conoció en el rodaje de ‘Vidas rebeldes’. Paradojas de la vida, Miller había escrito para Marilyn esa historia en la que intentaba explicar sus contradicciones. «¿Puede un hombre sonreír cuando contempla a la mujer más triste del mundo?», le hizo decirle en la ficción a Gable.

La lista de amantes de Marilyn fue interminable. Como Elia Kazan, descrito así en las cartas que escribió a su psiquiatra, el doctor Ralph Greensom, en 1961: «Me quiso durante un año, y una vez me acunó cuando tenía una angustia muy grande. Y me sugirió que me psicoanalizara». También Marlon Brando quiso cuidarla. Le conoció antes de que fuesen estrellas y mantuvieron una relación intermitente durante años. Quizás fue siempre más amigo que amante y la defendió a muerte cuando la industria empezó a rechazarla por el suplicio que suponía trabajar con el huracán autodestructivo hacia el que derivaba.

Con Tony Curtis también tuvo una historia que iba y venía. Durante ocho años. Y según el propio actor, incluyó un aborto involuntario. La relación comenzó en 1950 y se reactivó en el rodaje de ‘Con faldas y a lo loco’. Marilyn estaba casada con Miller y Curtis con Janet Leigh —la actriz asesinada en ‘Psicosis’—, que estaba además embarazada, pero eso no impidió que Tony y Marilyn ‘recayesen’. Según ha contado Curtis en sus memorias, ella se quedó embarazada y perdió el bebé poco después de reunirle en una habitación con su marido para contárselo. «Me quedé ahí petrificado. Se hizo el silencio y podía oír el ruido de las ruedas de los coches chirriando en Santa Mónica», describió. Aunque no se ha confirmado, lo cierto es que el actor nunca ha sido cariñoso con la memoria de Marilyn y ha aireado sin pudor intimidades.

Ríos de especulación ha desatado también las aventuras que mantuvo con los Kennedy, John y Robert; documentada en los archivos del FBI y la CIA, preocupados por la amistad de Marilyn con comunistas de Hollywood y por los secretos que pudiese saber del presidente. Existe un informe de 1965 que habla de «fiestas sexuales» con los Kennedy, Monroe, Sammy Davis Jr. y Frank Sinatra, otro de sus amantes fieles durante años. De su relación con el entonces presidente de los EEUU hay pocas pistas. Algunas voces cuentan que él no paró hasta tenerla en su cama y después se desentendió, mientras las más conspirativas añaden que los servicios secretos y los propios Kennedy se encargaron de borrar las pistas. Hay todo tipo de versiones de esta relación, pero no hay testigos. Lo que sí hemos visto todos, y no olvidamos, es ese cumpleaños feliz en el Madison Square Garden, el 19 de mayo de 1962. Tres meses más tarde la diva fallecía en California.

Marilyn sufrió sola y sufrió junto a sus hombres. Ella misma dijo que una estrella era un objeto. Y detestó serlo. Sola. Siempre se sintió sola. Hasta su trágica muerte.

www.elmundo.es/especiales/2012/cultura/marilyn-monroe/los…

Marilyn Monroe fotografiado por Milton Greene, 1956.
cook books
Image by Antonio Marín Segovia
Marilyn Monroe: la poeta que se convirtió en sex symbol

¿Qué hizo de Marilyn Monroe un rostro perdurable tan conocido como La Gioconda, un icono transgeneracional, una leyenda viva? Por qué después de medio siglo, a diferencia de muchos de sus contemporáneos su imagen sigue siendo tan actual?

Quizá porque Marilyn Monroe no sólo fue bella, ni sólo fue sexy, ni sólo fue inteligente. Quizá porque fue todo eso y una rubia boba en sus personajes y una mujer con intensa curiosidad crítica que resistió los embates del macartismo y su cacería de brujas, que quiso modificar y modificó su vida y su mundo que fue Hollywood (esa industria que devora y fabrica imágenes como ganado a decir de Hitchcock) y el circuito de la alta política que como en la época de los Kennedy inventa y desecha personajes.

De que modificó su vida no cabe duda. Pasar su infancia en cinco o seis hogares de refugio y un orfanato y llegar a las fiestas de los Kennedy no es cosa fácil; y crear sus reglas y legislación propias en un mundo esclerotizado por las formas de la política donde caravanas y genuflexiones son el santo y seña de la sobrevivencia, tampoco es algo que resulte sencillo.

Randdy Taraborrelli en La vida secreta de Marilyn Monroe rescata un momento que describe muy bien cómo se manejaba con los personajes de la Casa Blanca. Resumo su relato:

En febrero de 1962 invitaron a Marilyn Monroe a una cena en honor del presidente Kennedy. La cena era a las ocho y a las siete treinta un automóvil pasó por ella. Marilyn, por supuesto no estaba lista. Según su mucama aún no sabía qué vestido ponerse y su estilista Kenneth Battelle estaba tratando de peinarla. A las ocho el asistente personal de Kennedy regresó a la fiesta y mandó una limusina por ella que llegó 15 minutos después. Milt Ebbins, el encargado de llevarla, a las 8:45 seguía esperando. Presionado telefónicamente por el asistente de Kennedy, a las nueve Ebbins entró a la habitación y encontró a Marilyn totalmente desnuda aunque con zapatillas frente a un espejo con un delineador en la mano. Sólo entonces ella empezó a ponerse el vestido por la cabeza y le pidió ayuda para bajarlo. El entallado vestido no pasaba de su cintura. Tu puedes, jala, tu puedes escuchaba Ebbins arrodillado frente a ella. Después se puso una peluca roja y unas gafas para que no la reconocieran en la calle y así llegó a la cena. En la puerta del salón le dio a un guardia del servicio secreto sus lentes y a otro la peluca. Se esponjó el cabello, abrió la puerta y en un tris todo se detuvo salvo ella. Los invitados mudos hicieron una valla que la llevó adonde estaba Kennedy. Al fin llegaste le dijo, sonriente la tomó del brazo y se alejaron de la concurrencia…

En Hollywood el comportamiento de Marilyn era muy parecido. Le gustaba el cine y la actuación pero no esa industria donde te pagan mil dólares por un beso y cincuenta centavos por tu alma. No es extraño que en su última etapa formara un productora para hacer sus propias películas. Un desafío a la industria hollywoodense de entonces.

Sus desafíos políticos tampoco fueron menores: en pleno macartismo, cuando la cacería de comunistas, al ser interrogada sobre la militancia de actores cerró su intervención con un broche de oro: mi color favorito es el rojo.

Demócrata confesa, liberal evidente, feminista de hechos más que de palabras cuya sexualidad no fue un desplante contra la liga de la decencia sino un gozo que se negó a ocultar, se convirtió desde su muerte en un mito, según el semiólogo Ernesto Cid por las contradicciones que confluyeron en su persona: es la rubia boba en sus personajes pero en sus entrevistas dice frases como dardos donde brilla la inteligencia (“Una sex symbol se convierte en un objeto y yo detesto ser un objeto. Pero si he de ser un símbolo de algo, prefiero serlo del sexo); es la actriz que llega tarde a la grabación de una película pero también es aquella que viaja al frente de guerra para apoyar a los soldados que enchamarrados por el frío disfrutan de su presencia enfundada con vestidos de mucho escote y sin espalda y que pese a la pulmonía que la atrapa, sigue trabajando.

Según sus cuadernos de notas Marilyn no conoció la felicidad pero fue muy alegre. Allí puede leerse que ella fue todas las partes de su cuerpo y según Antonio Tabucchi, también esa mariposa de aletear errante que no pierde dirección.

Sólo partes de nosotros, llegarán a tocar partes de los demás escribe, porque estamos en realidad más bien solos. Si somos conscientes de ello, dice Marilyn en su cuaderno de notas, sólo podremos aspirar a encontrar la soledad de otro.

Poeta a decir de Tabucchi y de las bellas metáforas de sus versos, Marilyn fue para Norman Mailer una poeta callejera que trató de decir sus versos a una multitud que le hacía jirones la ropa.

Otra imagen contradictoria que la fijó en el imaginario colectivo al parecer de manera indeleble es aquella cuando graba la cinta La tentación del séptimo año: originalmente la cinta se grabó en Lexington Avenue y la calle 52 muy de mañana. Pero fue tal la multitud y los fotógrafos que llegaron que las escenas no pudieron utilizarse. El rumor, la gritería y los aplausos de casi dos mil personas, según la prensa de la época, obligaron a grabar la escena en un estudio. Esa imagen es la de una mujer erotizable por su espléndido cuerpo sorprendida por un viento que le levanta el vestido y que ella goza pero que pudorosamente trata de ocultar. Para unos el viento del deseo le levanta el vestido. Para otros es el cuerpo que se entrega sin pensar la fuerza de esa imagen.

Naturalmente esa imagen del vestido perturba, pero también aquella de la fotografía donde se le ve leyendo el Ulises de James Joyce. No sólo eso: la sex symbol del siglo XX según la revista Play boy tuvo una biblioteca llena de clásicos como Steinbeck, Hemingway, Flaubert, Milton, Ellison y de autores que aún no lo eran en esos años como Albert Camus con La caídao Jack Kerouac con En el camino.

Dicen que los mitos reúnen, no aproximan. Nos hacen parte de su vida para dar forma al desorden de la experiencia cotidiana; para vislumbrar que la pedacería que son horas, que son días, que son años son acaso en su conjunto una gran epifanía, una revelación que llega y se va como un parpadeo y que hace que lo fugitivo permanezca. Su belleza sobreviviente del mundo antiguo como definiera Passolini, requerida por el futuro, la seguimos poseyendo en ese presente que no cesa y al que sólo acceden los mitos.

Javier Aranda Luna

LA JORNADA

___

Poemas de Marilyn Monroe

CARA Y CRUZ

Vida: soy de tu cara y tu cruz.
Casi siempre
colgada boca abajo,
pero fuerte como una telaraña al viento.
Mi corazón arde,
pero yo soy escarcha fría resplandeciente.

PUENTES

Me gustaría estar muerta.
Me gustaría no haber existido.
Me gustan los puentes,
especialmente el de Brooklyn,
tan tranquilo a pesar
del rugido de los automóviles
debajo de los pies de los transeúntes.
Pero no hay ningún puente feo.
Quizá alguno no demasiado alto.

PIEDRAS

Piedras en el camino.
Son de todos los colores.
Yo las miro desde lo alto,
Pero sois vosotros
las que estáis más arriba
en un mundo perfecto
del que algún día yo
formaré parte.

CUERPO Y ALMA

Por mucho que acaricie tu cuerpo,
nunca llegaré hasta tu alma.
Aunque los que a mí me gustan
son más bien cuerpos desalmados.
En cambio yo,
no os lo vais a creer,
a veces tengo la sensación
de que soy un alma sin cuerpo.

QUÉ EXTRAÑO

Qué extraños los humanos.
Algunas veces los miro
y no me reconozco
como formando parte de ellos.

HOY

Hoy no tengo ninguna
preocupación,
hoy respiro aire libre
al aire libre,
hoy no sufro
por el amor de nadie
ni recuerdo a la niña
humillada que fui,
hoy soy feliz,
hoy quisiera estar muerta.

SOLA

Sola. Estoy sola.
Siempre he estado sola,
pero hoy
ni siquiera me tengo a mí misma
para hacerme compañía.

MIEDO

Tengo tanto miedo a que no me quieran
que cuando me quieren
solo soy capaz de pensar
en el instante
cercano o lejano
en que dejarán de quererme.

TAL COMO SOY

Soy hermosa por fuera,
pero horrible por dentro.
Por eso me avergüenza
mirarme en el espejo
y en los ojos de los demás.
Temo que me vean
desnuda
toda mocos y llanto.
Tal como soy.

PROGRAMA

Conocer la realidad,
ver las cosas como son,
no hacerme ilusiones,
no enamorarme nunca:
ese es mi programa para la vida.
Para una vida
que no sé si vale la pena vivir.

IDEAS LOCAS

Mi cabeza nunca está vacía.
Las ideas locas siempre
danzan en ella.
Por eso tengo miedo,
por eso estoy
siempre asustada.
Miedo de hacer burla
a esa señora tan seria,
al señor presidente.
Miedo de lanzarme de pronto
sobre el marinerito que pasa
y revolcarnos los dos sobre el césped
de Central Park
o directamente sobre la acera.

AYUDA

Me hace falta mi ayuda
para salir del pozo,
mi ayuda y la de nadie más.
Me hace falta mi ayuda
y siempre me la niego.

VERGÜENZA

Qué vergüenza tener treinta años
y ser una niña asustada.
Qué vergüenza que todos me miren
y tener ganas de llorar.
Qué vergüenza los periodistas
preguntándome cosas
y que yo no recuerde
ninguna de las cosas inteligentes
que aprendí para responderles
Qué vergüenza esta máscara
de hermosa rubia tonta
que tapa mi verdadero rostro
de tonta rubia tonta.

QUÉ MARAVILLOSO SERÍA

Cuando comienzo a hundirme
pienso en qué maravilloso sería
poder tirarme de los pelos
sin miedo a quedarme
con ellos en las manos
y ponerme otra vez
de pie sobre la acera.

IDEAS

Tengo una idea de mí misma,
tengo muchas ideas de mí misma.
Pero ninguna es una buena idea

ÁRBOLES

Tristes y dulces árboles
que veo desde mi ventana,
cuánto daría yo por ser
uno de vosotros,
siempre en un lugar hermoso
rodeados de niños y de rosas,
acariciados por el viento,
ajenos,
al amor y al dolor,
al dolor y al amor.

EL RÍO

Amo el río,
ese río silencioso
que cruzan gaviotas y navíos,
amo su agua oscura y dulce,
sucia por fuera,
tierna por dentro.
Me gusta pasear por sus orillas,
escuchar las cosas que me dice.
Me gusta
mirarlo desde el puente,
cerrar los ojos,
soñar con que me tiene
entre sus brazos,
me tiene para siempre.

OLVIDO

Como un buen cirujano
has abierto una herida
nn mi corazón
y la has vuelto a cerrar.
Has arreglado
como un buen relojero
todo lo que no funcionaba bien.
Ahora mi corazón
da siempre la hora en punto,
me despierta a su hora.
Pero dime, amor mío,
al cerrar la hendidura
qué olvidaste allá dentro
que yo no puedo olvidar.

EN EL ASCENSOR

Tuve un sueño horrible.
Yo sola en el ascensor
y el ascensor se detenía
y el resto de mi vida
la pasaba sola en el ascensor.
Exactamente igual
como paso mi vida.

CARNE HUMANA

Soy dulce por fuera,
un cordero
que todos quieren acariciar.
Pero por dentro tengo garras
y enormes dientes
y ganas de devorar
carne humana.
Por dentro tengo tanta hambre
que me devoro a mí misma
y no me sacio nunca.

NUNCA MÁS

No vuelvas a visitarme,
niñita sola y asustada,
no vuelvas nunca más,
no vuelvas cuando todos me miran,
cuando mi amor me abraza,
cuando cientos de manos
aplauden fervorosas
y cientos de ojos
me desean.
No vuelvas nunca más,
niña que nunca te has ido
de mi lado.

CUANDO NO ESTOY

Por favor
no hables de mí
cuando no estoy,
no digas cosas malas
ni cosas bonitas.
Cuando no estoy
bésame en los labios,
acaríciame
una y otra vez.
Acaríciate
como si tus manos
fueran las mías.

ERA

Era joven,
era oscura
y sin embargo
por cualquier sitio que pasara
lo dejaba lleno de luz.

NO ME FÍO

No me fío de mí
ni de ti
ni de Dios.
Todos me han traicionado.
Y yo misma
más que nadie.

SINCERIDAD

La sinceridad
es una cosa estúpida.
Siempre que he sido sincera
me ha ido mal.
Siempre que he dicho te quíero
debería haberme callado.
En realidad,
si he de ser sincera,
siempre que digo algo
es mejor que me hubiera callado.
La sinceridad
es una cosa estúpida,
pero yo soy una estúpida
absolutamente sincera.

TAN HERMOSO

Mi amor duerme junto a mí.
Es tan hermoso ahora
como el niño que fue,
pero un niño que fuera
un león poderoso.
Es tan hermoso como
si ya estuviera muerto
y no pudiera dejar de amarme.

SER FELIZ

Creo que soy feliz,
pero no siento alegría alguna.
¿Es posible ser feliz
y no se capaz de estar alegre?
Mi amor me mira
y yo sonrío.
Lágrimas que nadie ve
ruedan por mis mejillas.

PARA SIEMPRE

Silencio.
Silencio.
Silencio.
Solo se escucha
el fluir de mi sangre
como un río que anhela
un tranquilo lago
en que perderse para siempre.

NADA
Aunque tuviera
toda la riqueza del mundo
si no tengo tu corazón
no tengo nada.

UN MAL SUEÑO

Soñamos con que nos quieran,
soñamos con amar a alguien,
pero es solo un mal sueño
del que conviene despertar.
La quimera del amor
ha hecho más daño al mundo
que lobos y que ratas y asesinos feroces.

NADA SEGURO

No hay que dar nada por seguro
ni siquiera aquello
que más te consuela,
desdichada mujer.
Quizá estás condenada
a vivir para siempre.

ESE JARDÍN

Mi cuerpo es el lugar
que prefieren tus ojos
y tus manos también.
Déjalos que corran,
colegiales traviesos,
hacia ese jardín.
Para ellos
yo nunca cerraré
la alta verja
puntiaguda.

ÚNICO DESEO

Socorro, socorro, socorro.
Siento que la vida
me está acechando
cada vez más cerca
y yo lo único
que deseo
es morir.

Poemas de Marilyn Monroe

Para sobrevivir, habría tenido que ser más cínica o por lo menos estar más cerca de la realidad. En lugar de eso, era una poeta callejera intentando recitar sus versos a una multitud que, mientras tanto, le hace jirones la ropa.

Arthur Miller

"Nada ni nadie va a hundirme. Realmente me molesta la forma en que la prensa ha estado hablando de mi, que los Estudios no me quieren, que estoy llena de pastillas, que bebo mucho… ! Todo una mentira!… Últimamente estoy algo deprimida y en baja forma, son cosas del corazón, pero pasaran, todo pasa, pero nunca estaré acabada. Nada va a hundirme… Podría ser un alivio dejar el cine, dedicarme al teatro, a escribir… me encanta escribir notas, poemas. Este tipo de trabajo que realizo es como correr los cien metros: enseguida estás en la línea de llegada, y suspiras y dices que lo has logrado. Pero nunca llegarás, enseguida hay otra escena, otra película, mucho dinero y tienes que volver a empezar "-

Marilyn Monroe

(4 Agosto 1962)

___

Marilyn oculta tras sus libros

Hay una fotografía de Marilyn Monroe que siempre ha despertado mi curiosidad porque creo que desvela una parte desconocida del mito. Es una foto que le sacó Alfred Eisenstaedt para la revista Life, y en la que Marilyn aparece en su casa, vestida con pantalones blancos y un top negro, acurrucada en el sofá, leyendo, delante de un estante de libros en su biblioteca persona. Está ensimismada en la lectura, y aparece alegre y liviana, como en pocas ocasiones.

Ese estante de libros terminaría convirtiéndose en la biblioteca personal de esta mujer, que llegó a atesorar hasta 400 volúmenes y contó con la obra de algunos autores por los que la actriz estaba fascinada: James Joyce, Walt Whitman, el poeta Heinrich Heine, Saul Bellow y Carl Sandbury todos eran auténticos héroes literarios para ella, al igual que Truman Capote e Isak Dinesen fueron además sus amigos. Marilyn se sentía bien entre escritores y de hecho, se casó con el dramaturgo Arthur Miller. Pocos conocen ese aspecto de ávida lectora y coleccionista de libros de Marilyn Monroe, pero definitivamente, ese rasgo también la definió.

Los libros llegaron a ser sus compañeros y su refugio. Lo cuenta Sam Kashner, cuando escribe para la revista Vanity Fair: "Varias fotografías de todas las que se tomaron de Marilyn la mostraban leyendo. Y esas son las que especialmente ella prefería”. Hay muchas: Eve Arnold la fotografió para la revista Esquire en un parque infantil en Amagansett mientras leía el Ulises de James Joyce. “Si algunos fotógrafos pensaron que podía resultar divertido hacer posar a la rubia voluptuosa más famosa del mundo, a la rubia tonta, con un libro en las manos (y de James Joyce o Heinrich Heine nada menos), para ella no era una broma”.

En los textos y poemas de su diario, incluidos en el libro “Fragments”, Marilyn se revela como una mujer joven para quien la escritura y la poesía eran herramientas vitales de primer orden. Formaban parte de su vida, y forjaron su forma de mirar y estar el mundo. Los libros aparecen como el compañero fiel de Marilyn durante sus ataques de insomnio y depresión.

En el libro “Fragments: Poems, Intimate Notes, Letters por Marilyn Monroe”, editado en Estados Unidos por Stanley Buchthal y Bernard Comment, se puede entrever a una Marilyn alejada de la imagen que las grandes productoras de cine crearon, la de la rubia tonta que apenas sabía hablar en público.

Capítulo tras capítulo descubrimos otro perfil de MM y recorremos de mano de la actriz algunas de sus impresiones vitales y también literarias. De hecho, se reproducen sus notas manuscritas cronológicamente, porque resulta que ella también escribía. El libro nos permite ser testigos de una búsqueda intelectual que hunde sus raíces en la experiencia vital de este icono americano.

Dicen quienes la conocieron que su amor por los libros no era una pose, sino que era algo genuino y sincero. No perdía oportunidad de ser fotografiada con un libro porque “estaba desesperada por ser tomada en serio, por ser vista como un ser humano con curiosidad intelectual, como una mujer con intereses culturales que tenía los pies en la tierra y que era algo más que la rubia de las curvas escandalosas. El castillo mágico de Hollywood y la imagen que de ella habían creado se convirtieron en una prisión dorada y Marilyn hizo lo que muchos prisioneros hacen para evitar volverse locos: se encerró en el mundo privado de los libros, explorando sus sentimientos y pensamientos más íntimos a través de la escritura, en la forma de diarios o escritos aparentemente inconexos”.

Pensar en Marilyn es sinónimo de tristeza. No sé si compartís esa impresión. Se acaban de conmemorar los 50 años del fallecimiento de NormaJeane Baker, verdadero nombre de la actriz. Con motivo de esa efeméride, salieron a la luz buena parte de sus diarios personales y escritos , realizados entre 1943 y 1962, que ponen de relieve la faceta de escritora de esta mujer, mostrando sin remilgos toda su ingenua creatividad. Esos textos hablan una mujer de profundos pensamientos que escribe acerca de la vida, la existencia y el amor. Llama especialmente la atención que Marilyn se atreviese con la poesía. En sus poemas habla de su sensibilidad, siempre con esa particular tendencia al pesimismo, la nostalgia y la tristeza. Algunos versos son claros a este respecto:

“Ahora que lo pienso siempre he estado aterrada de llegar a ser realmente
la esposa de alguien
pues la vida me ha enseñado que nadie puede amar a otro
nuncarealmente.”

LOS 400 LIBROS DE MARILYN

Por si tenéis curiosidad, añado la lista de los libros que formaron parte de la biblioteca particular de Marilyn Monroe y que fueron subastados Christies-NY el 28 y 29 de octubre de 1999, en lotes individuales o agrupados. A mí me ha resultado interesante y sorprendente. Espero que también lo sea para alguien más.

1) Let’s Make Love por Matthew Andrews

2) How To Travel Incognito por Ludwig Bemelmans

3) To The One I Love Best por Ludwig Bemelmans

4) Thurber Country por James Thurber

5) The Fall por Albert Camus

6) Marilyn Monroe por George Carpozi

7) Camille por Alexander Dumas

8) Invisible Man por Ralph Ellison

9) The Boston Cooking-School Cook Book por Fannie Merritt-Farmer

10) The Great Gatsby por F. Scott Fitzgerald

11) From Russia With Love por Ian Fleming

12) The Art Of Loving por Erich Fromm

13) The Prophet por Kahlil Gilbran

14) Ulysses por James Joyce

15) Stoned Like A Statue: A Complete Survey Of Drinking Cliches, Primitive, Classical & Modern por Howard Kandel & Don Safran, con una introducción de Dean Martin

16) The Last Temptation Of Christ por Nikos Kazantzakis

17) On The Road por Jack Kerouac

18) Selected Poems por DH Lawrence

19 and 20) Sons And Lovers por DH Lawrence (2 ediciones)

21) The Portable por DH Lawrence

22) Etruscan Places (DH Lawrence?)

23) DH Lawrence: A Basic Study Of His Ideas por Mary Freeman

24) The Assistant por Bernard Malamud

25) The Magic Barrel por Bernard Malamud

26) Death In Venice & Seven Other Stories por Thomas Mann

27) Last Essays por Thomas Mann

28) The Thomas Mann Reader

29) Hawaii por James Michener

30) Red Roses For Me por Sean O’Casey

31) I Knock At The Door por Sean O’Casey

32) Selected Plays por Sean O’Casey

33) The Green Crow por Sean O’Casey

34) Golden Boy por Clifford Odets

35) Clash por Night por Clifford Odets

36) The Country Girl por Clifford Odets

37) 6 Plays Of Clifford Odets

38) The Cat With 2 Faces por Gordon Young

39) Long Day’s Journey Into Night por Eugene O’Neill

40) Part Of A Long Story: Eugene O’Neill As A Young Man In Love por Agnes Boulton

41) The Little Engine That Could por Piper Watty

42) The New Joy Of Cooking por Irma S. Rombauer & Marion Rombauer-Becker

43) Selected Plays Of George Bernard Shaw

44) Ellen Terry And Bernard Shaw – Correspondencia

45) Bernard Shaw & Mrs Patrick Campbell – Su Correspondencia

46) The Short Reigh Of Pippin IV por John Steinbeck

47) Once There Was A War por John Steinbeck

48) Set This House On Fire por William Styron

49) Lie Down In Darkness (William Styron?)

50) The Roman Spring Of Mrs Stone por Tennessee Williams

51) Camino Real por Tennessee Williams

52) A Streetcar Named Desire por Tennessee Williams

53) The Flower In Drama And Glamour por Stark

Literatura Americana

54) Tender Is The Night por F. Scott Fitzgerald

55) The Story Of A Novel por Thomas Wolfe

56) Look Homeward Angel por Thomas Wolfe

57) A Stone, A Leaf, A Door (Thomas Wolfe?)

58) Thomas Wolfe’s Letters To His Mother, ed. John Skally Terry

59) A Farewell To Arms por Ernest Hemingway

60) The Sun Also Rises por Ernest Hemingway

61) Winesburg, Ohio por Sherwood Anderson

62) Sister Carrie por Theodore Dreiser

63) Tortilla Flat por John Steinbeck

64) The American Claimant & Other Stories & Sketches por Mark Twain

65) In Defense of Harriet Shelley & Other Essays (Mark Twain?)

66) The Adventures Of Huckleberry Finn por Mark Twain

67) Roughing It (Mark Twain?)

68) The Magic Christian por Terry Southern

69) A Death In The Family por James Agee

70) The War Lover por John Hersey

71) Don’t Call Me por My Right Name & Other Stories por James Purdy

72) Malcolm por James Purdy

Antologías

73) The Portable Irish Reader

74) The Portable Poe – Edgar Allen Poe

75) The Portable Walt Whitman

76) This Week’s Short Stories (New York, 1953)

77) Bedside Book Of Famous Short Stories

78) Short Novels Of Colette

79) Short Story Masterpieces (New York, 1960)

80) The Passionate Playgoer por George Oppenheimer

81) Fancies And Goodnights por John Collier

82) Evergreen Review, Vol 2, No. 6

83) The Medal & Other Stories por Luigi Pirandello

Arte

84) Max Weber

85) Renoir por Albert Skira

86) Max por Giovannetti Pericle

87) The Family Of Man por Carl Sandburg

88-90) Horizon, A Magazine Of The Arts (Nov 1959, Jan 1960, Mar 1960.)

91) Jean Dubuffet por Daniel Cordier

Biografías

92) The Summing Up por W. Somerset Maugham

93) Close To Colette por Maurice Goudeket

94) This Demi-Paradise por Margaret Halsey

95) God Protect Me From My Friends por Gavin Maxwell

96) Minister Of Death: The Adolf Eichmann Story por Quentin Reynolds, Ephraim Katz and Zwy Aldouby

97) Dance To The Piper por Agnes DeMille

98) Goodness Had Nothing To Do With It por Mae West

99) Act One por Moss Hart

Ciencia cristiana

100) Science And Health With Key To The Scriptures por Mary Baker Eddy

101) Poems, Including Christ And Christmas por Mary Baker Eddy

Clásicos

102) 2 Plays: Peace And Lysistrata por Aristophanes

103) Of The Nature Of Things por Lucretius

104) The Philosophy Of Plato

105) Mythology por Edith Hamilton

106) Theory Of Poetry And Fine Art por Aristotle

107) Metaphysics por Aristotle

108-111) Plutarch’s Lives, Vols 3-6 only (of 6) por William and John Langhorne

Cultura

112) Bound For Glory por Woody Guthrie

113) The Support Of The Mysteries por Paul Breslow

114) Paris Blues por Harold Flender

115) The Shook-Up Generation por Harrison E. Salisbury

Traducciones

116) An Mands Ansigt por Arthur Miller

117) Independent People por Halldor Laxness

118) Mujer por Lina Rolan

119) The Havamal, ed. D.E. Martin Clarke

120) Yuan Mei: 18th Century Chinese Poet por Arthur Waley

121) Almanach: Das 73 Jahr por S. Fischer Verlag

Literatura francesa

122) Madame Bovary por Gustave Flaubert

123) The Works Of Rabelais

124) The Guermantes Way por Marcel Proust

125) Cities Of The Plain por Marcel Proust

126) Within A Budding Grove por Marcel Proust

127) The Sweet Cheat Gone por Marcel Proust

128) The Captive por Marcel Proust

129) Nana por Emile Zola

130) Plays por Moliere

Freud

131) The Life And Work of Sigmund Freud por Ernest Jones

132) Letters Of Sigmund Freud, ed. Ernest L. Freud

133) Glory Reflected por Martin Freud

134) Moses And Monotheism por Sigmund Freud

135) Conditioned Reflex Therapy por Andrew Salter

Jardinería y mascotas

136-137) The Wise Garden Encyclopedia, ed. E.L.D. Seymour (2 editions)

138) Landscaping Your Own Home por Alice Dustan

139) Outpost Nurseries – publicity brochure

140) The Forest And The Sea por Marston Bates

141) Pet Turtles por Julien Bronson

142) A Book About Bees por Edwin Way Teale

143) Codfish, Cats & Civilisation por Gary Webster

Humor

144) How To Do It, Or, The Art Of Lively Entertaining por Elsa Maxwell

145) Wake Up, Stupid por Mark Harris

146) Merry Christmas, Happy New Year por Phyllis McGinley

147) The Hero Maker por Akbar Del Piombo & Norman Rubington

148) How To Talk At Gin por Ernie Kovacs

149) VIP Tosses A Party, por Virgil Partch

150) Who Blowed Up The House & Other Ozark Folk Tales, ed. Randolph Vance

151) Snobs por Russell Lynes

Judaísmo (MM oficialmente se convirtió al judaísmo tras su matrimonio con Arthur Miller).

152) The Form of Daily Prayers

153) Sephath Emeth: Order Of Prayers For The Wholes Year In Jewish and English

154) The Holy Scriptures According To The Masoretic Text

Literatura

155) The Law por Roger Vailland

156) The Building por Peter Martin

157) The Mermaids por Boros

158) They Came To Cordura por Glendon Swarthout

159) The 7th Cross por Anna Seghers

160) A European Education por Romain Gary

161) Strike For A Kingdom por Menna Gallie

162) The Slide Area por Gavin Lambert

163) The Woman Who Was Poor por Leon Bloy

164) Green Mansions por W.H. Hudson

165) The Contenders por John Wain

166) The Best Of All Worlds, Or, What Voltaire Never Knew por Hans Jorgen Lembourn

167) The Story Of Esther Costello por Nicholas Montsarrat

168) Oh Careless Love por Maurice Zolotow

169) Add A Dash Of Pity por Peter Ustinov

170) An American Tragedy por Theodore Dreiser

171) The Mark Of The Warrior por Paul Scott

172) The Dancing Bear por Edzard Schaper

173) Miracle In The Rain por Ben Hecht

174) The Guide por R.K. Narayan

175) Blow Up A Storm por Garson Kanin

176) Jonathan por Russell O’Neill

177) Fowlers End por Gerald Kersh

178) Hurricane Season por Ralph Winnett

179) The un-Americans por Alvah Bessie

180) The Devil’s Advocate por Morris L. West

181) On Such A Night por Anthony Quayle

182) Say You Never Saw Me por Arthur Nesbitt

183) All The Naked Heroes por Alan Kapener

184) Jeremy Todd por Hamilton Maule

185) Miss America por Daniel Stren

186) Fever In The Blood por William Pearson

187) Spartacus por Howard Fast

188) Venetian Red por L.M. Pasinetti

189) A Cup Of Tea For Mr Thorgill por Storm Jameson

190) Six O’Clock Casual por Henry W. Cune

191) Mischief por Charlotte Armstrong

192) The Gingko Tree por Sheelagh Burns

193) The Mountain Road por Theodore H. White

194) Three Circles Of Light por Pietro Di Donato

195) The Day The Money Stopped por Brendan Gill

196) The Carpetbaggers por Harold Robbins

197-198) Justine por Lawrence Durrell

199) Balthazar por Lawrence Durrell

200) Brighton Rock por Graham Greene

201) The Secret Agent por Joseph Conrad

202) The Unnamable por Samuel Beckett

203) Portrait Of The Artist As A Young Dog por Dylan Thomas

204) Hear Us O Lord From Heaven Thy Dwelling Place, por Malcolm Lowry

205) The Sound And The Fury/As I Lay Dying, por William Faulkner

206) God’s Little Acre por Erskine Caldwell

207) Anna Christie/The Emperor Jones/The Hairy Ape por Eugene O’Neill

208) The Philosophy Of Schopenhauer por Irwin Edman

209) The Philosophy Of Spinoza por Joseph Ratner

210) The Dubliners por James Joyce

211) Selected Poems por Emily Dickinson

212) The Collected Short Stories por Dorothy Parker

213) Selected Works por Alexander Pope

214) The Red And The Black por Stendhal

215) The Life Of Michelangelo por John Addington

216) Of Human Bondage por W. Somerset Maugham

217) Three Famous French Romances

218) Napoleon por Emil Ludwig

219) Madame Bovary por Gustave Flaubert

220) The Poems And Fairy-Tales por Oscar Wilde

221) Alice’s Adventures In Wonderland/Through The Looking Glass/The Hunting Of The Snark, por Lewis Carroll

222) A High Wind In Jamaica por Richard Hughes

223) An Anthology Of American Negro Literature, ed. Sylvestre C. Watkins

Música

224) Beethoven: His Spiritual Development por J.W.N. Sullivan

225) Music For The Millions por David Ewen

226) Schubert por Ralph Bates

227) Men Of Music por Wallace Brockaway and Herbert Weinstock

Teatro

228) The Potting Shed por Graham Greene

229) Politics In The American Drama por Caspar Nannes

230) Sons Of Men por Herschel Steinhardt

231) Born Yesterday por Garson Kanin

232) Untitled & Other Radio Drams por Norman Corwin

233) Thirteen por Corwin, por Norman Corwin

234) More por Corwin, por Norman Corwin

235) Long Day’s Journey Into Night por Eugene O’Neill (a second copy)

236) Best American Plays: Third Series, 1945-1951

237) Theatre ’52 por John Chapman

238) 16 Famous European Plays, por Bennett Cerf and Van H. Cartmell

239) The Complete Plays Of Henry James

240) 20 Best Plays Of The Modern American Theatre, por John Glassner

241) Elizabethan Plays por Hazelton Spencer

242) Critics’ Choice por Jack Gaver

243) Modern American Dramas por Harlan Hatcher

244) The Album Of The Cambridge Garrick Club

Poesía europea

245) A Shropshire Lad por A.E. Houseman

246) The Poetry & Prose Of Heinrich Heine por Frederich Ewen

247) The Poetical works Of John Milton, por H.C. Beeching

248) The Poetical Works Of Robert Browning (H.C. Beeching?)

249) Wordsworth por Richard Wilbur

250) The Poetical Works Of Shelley (Richard Wilbur?)

251) The Portable Blake, por William Blake

252) William Shakespeare: Sonnets, ed. Mary Jane Gorton

253) Poems Of Robert Burns, ed. Henry Meikle & William Beattie

254) The Penguin Book Of English Verse, ed. John Hayward

255) Aragon: Poet Of The French Resistance, por Hannah Josephson & Malcolm Cowley

256) Star Crossed por Margaret Tilden

Poesía americana

257 and 258) Collected Sonnets por Edna St Vincent Millay (2 editions)

259) Robert Frost’s Poems por Louis Untermeyer

260) Poe: Complete Poems por Richard Wilbur

261) The Life And Times Of Archy And Mehitabel por Don Marquis

262) The Pocketbook Of Modern Verse por Oscar Williams

263) Poems por John Tagliabue

264) Selected Poems por Rafael Alberti

265) Selected Poetry por Robinson Jeffers

266) The American Puritans: Their Prose & Poetry, por Perry Miller

267) Selected Poems por Rainer Maria Rilke

268) Poet In New York por Federico Garcia Lorca

269) The Vapor Trail por Ivan Lawrence Becker

270) Love Poems & Love Letters For All The Year

271) 100 Modern Poems, ed. Selden Rodman

272) The Sweeniad, por Myra Buttle

273) Poetry: A Magazine Of Verse, Vol.70, no. 6

Política

274) The Wall Between por Anne Braden

275) The Roots Of American Communism por Theodore Draper

276) A View Of The Nation – An Anthology : 1955-1959, ed. Henry Christian

277) A Socialist’s Faith por Norman Thomas

278-279) Rededication To Freedom por Benjamin Ginzburg (2 copies)

280) The Ignorant Armies por E.M. Halliday

281) Commonwealth Vs Sacco & Vanzetti, por Robert P. Weeks

282) Journey To The Beginning por Edgar Snow

283) Das Kapital por Karl Marx

284) Lidice por Eleanor Wheeler

285) The Study Of History por Arnold Toynbee

286) America The Invincible por Emmet John Hughes

287) The Unfinished Country por Max Lerner

288) Red Mirage por John O’Kearney

289) Background & Foreground – The New York Times Magazine: An Anthology, ed. Lester Markel (a friend of MM)

290) The Failure Of Success por Esther Milner

291) A Piece Of My Mind por Edmund Wilson

292) The Truth About The Munich Crisis por Viscount Maugham

293) The Alienation Of Modern Man por Fritz Pappenheim

294) A Train Of Powder por Rebecca West

295) Report From Palermo por Danilo Dolci

296) The Devil In Massachusetts por Marion Starkey

297) American Rights: The Constitution In Action, por Walter Gellhorn

298) Night por Francis Pollini

299) The Right Of The People por William Douglas

300) The Jury Is Still Out por Irwin Davidson and Richard Gehman

301) First Degree por William Kunstler

302) Democracy In America por Alexis De Tocqueville

303) World Underworld por Andrew Varna

Oraciones

304) Catechism For Young Children (1936, so may be from Norma Jeane’s childhood)

305) Prayer Changes Things (1952, inscribed to MM – perhaps from Jane Russell?)

306) The Prophet por Kahlil Bibran (a second copy?)

307) The Magic Word L.I.D.G.T.T.F.T.A.T.I.M. por Robert Collier

308) The Prophet por Kahlil Gibran (a third copy?)

309) His Brother’s Keeper por Milton Gross (3-page extract from Readers’ Digest, Dec 1961)

310) Christliches ergissmeinnicht por K. Ehmann

311) And It Was Told Of A Certain Potter por Walter C. Lanyon

312) Bahai Prayers

Psicología

313) Man Against Himself por Karl A. Menninger

314) The Tower And The Abyss por Erich Kahler

315) Something To Live By, por Dorothea S. Kopplin

316) Man’s Supreme Inheritance por Alexander F. Matthias

317) The Miracles Of Your Mind por Joseph Murphy

318) The Wisdom Of The Sands por Antoine de Saint-Exupery

319) A Prison, A Paradise por Loran Hurnscot

320) The Magic Of Believing por Claude M. Bristol

321) Peace Of Mind por Joshua Loth Liebman

322) The Use Of The Self por Alexander F. Matthias

323) The Power Within You por Claude M. Bristol

324) The Call Girl por Harold Greenwald

325) Troubled Women por Lucy Freeman

326) Relax And Live por Joseph A. Kennedy

327) Forever Young, Forever Healthy por Indra Devi

328) The Open Self por Charles Morris

329) Hypnotism Today por Leslie Lecron & Jean Bordeaux

330) The Masks Of God: Primitive Mythology, por Joseph Campbell

331) Some Characteristics Of Today por Rudolph Steiner

Referencias

332) Baby & Child Care por Dr Benjamin Spock (pub. 1958)

333) Flower Arranging For Fun por Hazel Peckinpaugh Dunlop

334) Hugo’s Pocket Dictionary: French-English And English-French

335) Spoken French For Travellers And Tourists, por Charles Kany & Mathurin Dondo

336) Roget’s Pocket Thesaurus, por C.O. Mawson & K.A. Whiting

Religión

337) What Is A Jew? por Morris Kertzer

338) A Partisan Guide To The Jewish Problem, por Milton Steinberg

339) The Tales Of Rabbi Nachman, por Martin Buber

340) The Saviours Of God: Spiritual Exercises, por Nikos Kazantzakis

341) The Prophet por Kahlil Gilbran

342) The Dead Sea Scrolls por Millar Burrows

343) The Secret Books Of The Egyptian Gnostics, por Jean Doresse

344) Jesus por Kahlil Gilbran

345) Memories Of A Catholic Girlhood, por Mary McCarthy

346) Why I Am Not A Christian, por Bertrand Russell

Literatura rusa

347) Redemption & Other Plays por Leo Tolstoy

348) The Viking Library Portable Anton Chekhov

349) The House Of The Dead, por Fyodor Dostoevsky

350) Crime And Punishment por Fyodor Dostoevsky

351) Best Russian Stories: An Anthology, ed. Thomas Seltzer

352) The Plays Of Anton Chekhov

353) Smoke por Ivan Turgenev

354) The Poems, Prose & Plays Of Alexander Pushkin

355) The Brothers Karamazov por Fyodor Dostoevsky

Ciencia

356) Our Knowledge Of The External World, por Bertrand Russell

357) Common Sense And Nuclear Warfare, por Bertrand Russell

358) Out Of My Later Years por Albert Einstein

359) Men And Atoms por William Laurence

360) Man Alive por Daniel Colin Munro

361) Doctor Pygmalion por Maxwell Maltz

362) Panorama: A New Review, ed. R.F. Tannenbaum

363) Everyman’s Search por Rebecca Beard

364) Of Stars And Men por Harlow Shapley

365) From Hiroshima To The Moon, por Daniel Lang

366) The Open Mind por J. Robert Oppenheimer

367) Sexual Impotence In The Male, por Leonard Paul Wershub

Otras lecturas

368) Medea por Jeffers Robinson

369) Antigone por Jean Anouilh

370) Bell, Book And Candle por John Van Druten

371) The Women por Clare Boothe

372) Jean Of Lorraine por Maxwell Anderson

Viajes

373) The Sawbwa And His Secretary por C.Y. Lee

374) The Twain Shall Meet por Christopher Rand

375) Kingdom Of The Rocks por Consuelo De Saint-Exupery

376) The Heart Of India por Alexander Campbell

377) Man-Eaters Of India por Jim Corbett

378) Jungle Lore por Jim Corbett

379) My India por Jim Corbett

380) A Time In Rome por Elizabeth Bowen

381) London por Jacques Boussard

382) New York State Vacationlands

383) Russian Journey por William O. Douglas

384) The Golden Bough por James G. Frazer

Con toque femenino

385) The Portable Dorothy Parker

386) My Antonia por Willa Cather

387) Lucy Gayheart por Willa Cather

388) The Ballad Of The Sad Cafe por Carson McCullers

389) The Short Novels Of Colette

390) The Little Disturbances Of Man por Grace Paley

Otros más

391) The Autobiography Of Lincoln Steffens

392-403) Carl Sandburg’s 12-volume biography of Abraham Lincoln

404) The Little Prince por Antoine De Saint-Exupery

405) Poems Of W.B. Yeats

406) Mr Roberts por Joyce Cary

407) The Thinking Body por Mabel Elsworth Todd

408) The Actor Prepares por Konstantin Stanislavsky

409) The Bible

410) The Biography Of Eleanora Duse, por William Weaver

411) De Humani Corporis Fabrica (Study Of Human Bone Structure) por Andreas Vesalius

412) Essays por Ralph Waldo Emerson

413) Gertrude Lawrence As Mrs A, por Richard Aldrich

414) Goodnight Sweet Prince por Gene Fowler

415) Greek Mythology por Edith Hamilton

416) How Stanislavsky Directs por Mikhail Gorchakov

417) I Married Adventure por Olso Johnson

418) The Importance Of Living por Lin Yutang

419) Letters To A Young Poet por Rainer Maria Rilke

420) Psychology Of Everyday Life por Sigmund Freud

421) The Rains Came por Louis Broomfield

422) The Rights Of Man por Thomas Paine

423) Swann’s Way por Marcel Proust

424) To The Actor por Michael Chekhov

425) Captain Newman, M.D.

427) A Lost Lady por Willa Cather

428) Lust For Life por Irving Stone

429) The Deer Park por Norman Mailer

430) The Rebel por Albert Camus

www.diariodenavarra.es/noticias/blogs/sopa-letras/2013/12…

___

Amor – Vladímir Mayakovski

Tal vez,
quizá,
alguna vez,
por el camino de una alameda del zoológico,
entrará también ella.

Ella,
ella también amaba a los animales,
y sonriendo llegará,
así como está,
en la foto de la mesa.

Ella es tan hermosa,
a ella con seguridad la resucitarán.

Vuestro siglo XXX
vencerá,
al corazón destrozado por las pequeñeces.

Ahora,
trataremos de terminar,
todo lo que no hemos podido amar en la vida,
en innumerables noches estrelladas.

¡Resucitádme,
aunque más no sea,
porque soy poeta,
y esperaba el futuro,
luchando contra las mezquindades de la vida cotidiana!

¡Resucitádme,
aunque más no sea por eso!

¡Resucitádme!
Quiero acabar de vivir lo mío,
mi vida
para que no exista un amor sirviente,
ni matrimonios, sucios,
concuspiscentes.

Maldiciendo la cama,
dejando el sofá,
alzaré por el mundo,
un amor universal.

Para que un día,
que el dolor degrada,
cambie,
y no implorar más,
mendigando,
y al primer llamado de:

¡Camarada!
se dé vuelta toda la tierra.

Para no vivir,
sacrificándose por una casa, por un agujero.

Para que la familia,
desde hoy,
cambie,
el padre,
sea por lo menos el Universo,
y la madre
sea por lo menos la Tierra.

Vladímir Mayakovski

___

Tres maridos, múltiples amantes

por RAQUEL QUÍLEZ

«Sola. Estoy sola. Siempre estoy sola. Sea como sea». Los versos de la mujer más triste del mundo, escritos en uno de sus cuadernos rescatados hace apenas dos años, desnudan a una Marilyn Monroe insegura; asustada. Siempre lo fue: la mujer más deseada de Hollywood nunca se quiso y buscó el consuelo en multitud de hombres. Pero no logró sacudirse la sensación de abandono. Ni sus tres maridos ni sus múltiples amantes —de los hermanos Kennedy a Elia Kazan pasando por Tony Curtis y Marlon Brando— lograron que fuese feliz.

Marilyn buscaba la autoestima en otros. Quizás su complicada infancia, con un padre ausente, una madre desequilibrada, hogares de acogida y agresiones varias, hizo que el mito anhelase el abrazo protector de un hombre. Apenas tenía 16 años cuando se casó por primera vez. Era 1942 y el elegido, un obrero aspirante a policía llamado James Dougherty. Ex capitán de fútbol y delegado de clase, tenía 20 años cuando empezó a salir con Norma Jean Baker. No conoció a Marilyn Monroe. Su familia había sido vecina de Grace Goddard, amiga de la madre de Norma Jean, que vivía entonces con ellos. «Iban a mudarse y decidimos casarnos para impedir que volviese a una casa de acogida. Estábamos enamorados», recordaría más tarde Dougherty. Así, el gran mito sexual se convirtió en ama de casa en una relación que, en apariencia, funcionaba, aunque algunas de sus cartas dejaron ver después que su marido era infiel.

Dougherty fue reclutado para la II Guerra Mundial y en su ausencia, la joven se convirtió en una modelo cotizada en Los Ángeles. Y buscó la compañía de otros hombres para mitigar la soledad que le angustiaba. Hollywood pronto la reclamó y ella tramitó un divorcio que se concretó en septiembre de 1946. Habían estado juntos cuatro años. Al volver a casa, Dougherty intentó convencerla de que volviese, pero ella se negó. Iba a convertirse en Marilyn. «Quería firmar un contrato con la 20th Century Fox en el que decía que no podía estar casada», contó Dougherty en 1984.

Su segundo gran hombre fue Joe DiMaggio, el jugador de béisbol con el que se casó cumpliendo el sueño americano de ver juntos a dos de sus mitos: el ídolo de los Yankees con la diva de Hollywood. Se casaron en 1954 —antes, el escritor Robert Slatzer asegura haber sido su esposo durante una semana en 1952, aunque no hay pruebas de ello—, pero el compromiso duró sólo nueve meses, pese a que siguieron viéndose durante años. El deportista, muy conservador, era incapaz de adaptarse a la vida de la estrella. Le parecía una ofensa que la deseasen más hombres y vivió históricos ataques de celos. Quería apartarla del espectáculo y guardarse toda su explosividad para él, pero ella no cedió. Que la amó lo demuestra el hecho de que durante los 20 años que siguieron a su muerte, envió un ramo de flores a su tumba tres veces por semana. La Parisien Florist, de Hollywood, tenía el emotivo encargo.

A Arthur Miller, el intelectual, el judío, le vio por primera vez en 1951, cuando ella tenía 25 años y él, diez más. Se casaron cinco años después —cuando aún se especulaba con una reconciliación con DiMaggio—, en una ceremonia en la que Marilyn se convirtió al judaísmo. Por aquel entonces, los medios ya habían creado una Marilyn superficial, adicta, sexy a rabiar, pero problemática y depresiva. El dramaturgo, ganador de un Pulitzer, quiso salvarla. Parecían felices, pero apenas tres años después el matrimonio encallaba y en 1960, Marilyn tuvo una sonada aventura con el francés Yves Montand cuando rodaban ‘El multimillonario’

Marilyn Monroe y Arthur Miller estuvieron juntos hasta 1961. Fue quizás el hombre que mejor pudo entender el vacío que la asfixiaba, el más capaz de valorar su talento y hacérselo creer a ella, pero acabó agotado de esa personalidad enfermiza y la abandonó para marcharse con la fotógrafa Inge Morath, a la que conoció en el rodaje de ‘Vidas rebeldes’. Paradojas de la vida, Miller había escrito para Marilyn esa historia en la que intentaba explicar sus contradicciones. «¿Puede un hombre sonreír cuando contempla a la mujer más triste del mundo?», le hizo decirle en la ficción a Gable.

La lista de amantes de Marilyn fue interminable. Como Elia Kazan, descrito así en las cartas que escribió a su psiquiatra, el doctor Ralph Greensom, en 1961: «Me quiso durante un año, y una vez me acunó cuando tenía una angustia muy grande. Y me sugirió que me psicoanalizara». También Marlon Brando quiso cuidarla. Le conoció antes de que fuesen estrellas y mantuvieron una relación intermitente durante años. Quizás fue siempre más amigo que amante y la defendió a muerte cuando la industria empezó a rechazarla por el suplicio que suponía trabajar con el huracán autodestructivo hacia el que derivaba.

Con Tony Curtis también tuvo una historia que iba y venía. Durante ocho años. Y según el propio actor, incluyó un aborto involuntario. La relación comenzó en 1950 y se reactivó en el rodaje de ‘Con faldas y a lo loco’. Marilyn estaba casada con Miller y Curtis con Janet Leigh —la actriz asesinada en ‘Psicosis’—, que estaba además embarazada, pero eso no impidió que Tony y Marilyn ‘recayesen’. Según ha contado Curtis en sus memorias, ella se quedó embarazada y perdió el bebé poco después de reunirle en una habitación con su marido para contárselo. «Me quedé ahí petrificado. Se hizo el silencio y podía oír el ruido de las ruedas de los coches chirriando en Santa Mónica», describió. Aunque no se ha confirmado, lo cierto es que el actor nunca ha sido cariñoso con la memoria de Marilyn y ha aireado sin pudor intimidades.

Ríos de especulación ha desatado también las aventuras que mantuvo con los Kennedy, John y Robert; documentada en los archivos del FBI y la CIA, preocupados por la amistad de Marilyn con comunistas de Hollywood y por los secretos que pudiese saber del presidente. Existe un informe de 1965 que habla de «fiestas sexuales» con los Kennedy, Monroe, Sammy Davis Jr. y Frank Sinatra, otro de sus amantes fieles durante años. De su relación con el entonces presidente de los EEUU hay pocas pistas. Algunas voces cuentan que él no paró hasta tenerla en su cama y después se desentendió, mientras las más conspirativas añaden que los servicios secretos y los propios Kennedy se encargaron de borrar las pistas. Hay todo tipo de versiones de esta relación, pero no hay testigos. Lo que sí hemos visto todos, y no olvidamos, es ese cumpleaños feliz en el Madison Square Garden, el 19 de mayo de 1962. Tres meses más tarde la diva fallecía en California.

Marilyn sufrió sola y sufrió junto a sus hombres. Ella misma dijo que una estrella era un objeto. Y detestó serlo. Sola. Siempre se sintió sola. Hasta su trágica muerte.

www.elmundo.es/especiales/2012/cultura/marilyn-monroe/los…

Marilyn Monroe: la poeta que se convirtió en sex symbol
cook books
Image by Antonio Marín Segovia
Marilyn Monroe: la poeta que se convirtió en sex symbol

¿Qué hizo de Marilyn Monroe un rostro perdurable tan conocido como La Gioconda, un icono transgeneracional, una leyenda viva? Por qué después de medio siglo, a diferencia de muchos de sus contemporáneos su imagen sigue siendo tan actual?

Quizá porque Marilyn Monroe no sólo fue bella, ni sólo fue sexy, ni sólo fue inteligente. Quizá porque fue todo eso y una rubia boba en sus personajes y una mujer con intensa curiosidad crítica que resistió los embates del macartismo y su cacería de brujas, que quiso modificar y modificó su vida y su mundo que fue Hollywood (esa industria que devora y fabrica imágenes como ganado a decir de Hitchcock) y el circuito de la alta política que como en la época de los Kennedy inventa y desecha personajes.

De que modificó su vida no cabe duda. Pasar su infancia en cinco o seis hogares de refugio y un orfanato y llegar a las fiestas de los Kennedy no es cosa fácil; y crear sus reglas y legislación propias en un mundo esclerotizado por las formas de la política donde caravanas y genuflexiones son el santo y seña de la sobrevivencia, tampoco es algo que resulte sencillo.

Randdy Taraborrelli en La vida secreta de Marilyn Monroe rescata un momento que describe muy bien cómo se manejaba con los personajes de la Casa Blanca. Resumo su relato:

En febrero de 1962 invitaron a Marilyn Monroe a una cena en honor del presidente Kennedy. La cena era a las ocho y a las siete treinta un automóvil pasó por ella. Marilyn, por supuesto no estaba lista. Según su mucama aún no sabía qué vestido ponerse y su estilista Kenneth Battelle estaba tratando de peinarla. A las ocho el asistente personal de Kennedy regresó a la fiesta y mandó una limusina por ella que llegó 15 minutos después. Milt Ebbins, el encargado de llevarla, a las 8:45 seguía esperando. Presionado telefónicamente por el asistente de Kennedy, a las nueve Ebbins entró a la habitación y encontró a Marilyn totalmente desnuda aunque con zapatillas frente a un espejo con un delineador en la mano. Sólo entonces ella empezó a ponerse el vestido por la cabeza y le pidió ayuda para bajarlo. El entallado vestido no pasaba de su cintura. Tu puedes, jala, tu puedes escuchaba Ebbins arrodillado frente a ella. Después se puso una peluca roja y unas gafas para que no la reconocieran en la calle y así llegó a la cena. En la puerta del salón le dio a un guardia del servicio secreto sus lentes y a otro la peluca. Se esponjó el cabello, abrió la puerta y en un tris todo se detuvo salvo ella. Los invitados mudos hicieron una valla que la llevó adonde estaba Kennedy. Al fin llegaste le dijo, sonriente la tomó del brazo y se alejaron de la concurrencia…

En Hollywood el comportamiento de Marilyn era muy parecido. Le gustaba el cine y la actuación pero no esa industria donde te pagan mil dólares por un beso y cincuenta centavos por tu alma. No es extraño que en su última etapa formara un productora para hacer sus propias películas. Un desafío a la industria hollywoodense de entonces.

Sus desafíos políticos tampoco fueron menores: en pleno macartismo, cuando la cacería de comunistas, al ser interrogada sobre la militancia de actores cerró su intervención con un broche de oro: mi color favorito es el rojo.

Demócrata confesa, liberal evidente, feminista de hechos más que de palabras cuya sexualidad no fue un desplante contra la liga de la decencia sino un gozo que se negó a ocultar, se convirtió desde su muerte en un mito, según el semiólogo Ernesto Cid por las contradicciones que confluyeron en su persona: es la rubia boba en sus personajes pero en sus entrevistas dice frases como dardos donde brilla la inteligencia (“Una sex symbol se convierte en un objeto y yo detesto ser un objeto. Pero si he de ser un símbolo de algo, prefiero serlo del sexo); es la actriz que llega tarde a la grabación de una película pero también es aquella que viaja al frente de guerra para apoyar a los soldados que enchamarrados por el frío disfrutan de su presencia enfundada con vestidos de mucho escote y sin espalda y que pese a la pulmonía que la atrapa, sigue trabajando.

Según sus cuadernos de notas Marilyn no conoció la felicidad pero fue muy alegre. Allí puede leerse que ella fue todas las partes de su cuerpo y según Antonio Tabucchi, también esa mariposa de aletear errante que no pierde dirección.

Sólo partes de nosotros, llegarán a tocar partes de los demás escribe, porque estamos en realidad más bien solos. Si somos conscientes de ello, dice Marilyn en su cuaderno de notas, sólo podremos aspirar a encontrar la soledad de otro.

Poeta a decir de Tabucchi y de las bellas metáforas de sus versos, Marilyn fue para Norman Mailer una poeta callejera que trató de decir sus versos a una multitud que le hacía jirones la ropa.

Otra imagen contradictoria que la fijó en el imaginario colectivo al parecer de manera indeleble es aquella cuando graba la cinta La tentación del séptimo año: originalmente la cinta se grabó en Lexington Avenue y la calle 52 muy de mañana. Pero fue tal la multitud y los fotógrafos que llegaron que las escenas no pudieron utilizarse. El rumor, la gritería y los aplausos de casi dos mil personas, según la prensa de la época, obligaron a grabar la escena en un estudio. Esa imagen es la de una mujer erotizable por su espléndido cuerpo sorprendida por un viento que le levanta el vestido y que ella goza pero que pudorosamente trata de ocultar. Para unos el viento del deseo le levanta el vestido. Para otros es el cuerpo que se entrega sin pensar la fuerza de esa imagen.

Naturalmente esa imagen del vestido perturba, pero también aquella de la fotografía donde se le ve leyendo el Ulises de James Joyce. No sólo eso: la sex symbol del siglo XX según la revista Play boy tuvo una biblioteca llena de clásicos como Steinbeck, Hemingway, Flaubert, Milton, Ellison y de autores que aún no lo eran en esos años como Albert Camus con La caídao Jack Kerouac con En el camino.

Dicen que los mitos reúnen, no aproximan. Nos hacen parte de su vida para dar forma al desorden de la experiencia cotidiana; para vislumbrar que la pedacería que son horas, que son días, que son años son acaso en su conjunto una gran epifanía, una revelación que llega y se va como un parpadeo y que hace que lo fugitivo permanezca. Su belleza sobreviviente del mundo antiguo como definiera Passolini, requerida por el futuro, la seguimos poseyendo en ese presente que no cesa y al que sólo acceden los mitos.

Javier Aranda Luna

LA JORNADA

___

Poemas de Marilyn Monroe

CARA Y CRUZ

Vida: soy de tu cara y tu cruz.
Casi siempre
colgada boca abajo,
pero fuerte como una telaraña al viento.
Mi corazón arde,
pero yo soy escarcha fría resplandeciente.

PUENTES

Me gustaría estar muerta.
Me gustaría no haber existido.
Me gustan los puentes,
especialmente el de Brooklyn,
tan tranquilo a pesar
del rugido de los automóviles
debajo de los pies de los transeúntes.
Pero no hay ningún puente feo.
Quizá alguno no demasiado alto.

PIEDRAS

Piedras en el camino.
Son de todos los colores.
Yo las miro desde lo alto,
Pero sois vosotros
las que estáis más arriba
en un mundo perfecto
del que algún día yo
formaré parte.

CUERPO Y ALMA

Por mucho que acaricie tu cuerpo,
nunca llegaré hasta tu alma.
Aunque los que a mí me gustan
son más bien cuerpos desalmados.
En cambio yo,
no os lo vais a creer,
a veces tengo la sensación
de que soy un alma sin cuerpo.

QUÉ EXTRAÑO

Qué extraños los humanos.
Algunas veces los miro
y no me reconozco
como formando parte de ellos.

HOY

Hoy no tengo ninguna
preocupación,
hoy respiro aire libre
al aire libre,
hoy no sufro
por el amor de nadie
ni recuerdo a la niña
humillada que fui,
hoy soy feliz,
hoy quisiera estar muerta.

SOLA

Sola. Estoy sola.
Siempre he estado sola,
pero hoy
ni siquiera me tengo a mí misma
para hacerme compañía.

MIEDO

Tengo tanto miedo a que no me quieran
que cuando me quieren
solo soy capaz de pensar
en el instante
cercano o lejano
en que dejarán de quererme.

TAL COMO SOY

Soy hermosa por fuera,
pero horrible por dentro.
Por eso me avergüenza
mirarme en el espejo
y en los ojos de los demás.
Temo que me vean
desnuda
toda mocos y llanto.
Tal como soy.

PROGRAMA

Conocer la realidad,
ver las cosas como son,
no hacerme ilusiones,
no enamorarme nunca:
ese es mi programa para la vida.
Para una vida
que no sé si vale la pena vivir.

IDEAS LOCAS

Mi cabeza nunca está vacía.
Las ideas locas siempre
danzan en ella.
Por eso tengo miedo,
por eso estoy
siempre asustada.
Miedo de hacer burla
a esa señora tan seria,
al señor presidente.
Miedo de lanzarme de pronto
sobre el marinerito que pasa
y revolcarnos los dos sobre el césped
de Central Park
o directamente sobre la acera.

AYUDA

Me hace falta mi ayuda
para salir del pozo,
mi ayuda y la de nadie más.
Me hace falta mi ayuda
y siempre me la niego.

VERGÜENZA

Qué vergüenza tener treinta años
y ser una niña asustada.
Qué vergüenza que todos me miren
y tener ganas de llorar.
Qué vergüenza los periodistas
preguntándome cosas
y que yo no recuerde
ninguna de las cosas inteligentes
que aprendí para responderles
Qué vergüenza esta máscara
de hermosa rubia tonta
que tapa mi verdadero rostro
de tonta rubia tonta.

QUÉ MARAVILLOSO SERÍA

Cuando comienzo a hundirme
pienso en qué maravilloso sería
poder tirarme de los pelos
sin miedo a quedarme
con ellos en las manos
y ponerme otra vez
de pie sobre la acera.

IDEAS

Tengo una idea de mí misma,
tengo muchas ideas de mí misma.
Pero ninguna es una buena idea

ÁRBOLES

Tristes y dulces árboles
que veo desde mi ventana,
cuánto daría yo por ser
uno de vosotros,
siempre en un lugar hermoso
rodeados de niños y de rosas,
acariciados por el viento,
ajenos,
al amor y al dolor,
al dolor y al amor.

EL RÍO

Amo el río,
ese río silencioso
que cruzan gaviotas y navíos,
amo su agua oscura y dulce,
sucia por fuera,
tierna por dentro.
Me gusta pasear por sus orillas,
escuchar las cosas que me dice.
Me gusta
mirarlo desde el puente,
cerrar los ojos,
soñar con que me tiene
entre sus brazos,
me tiene para siempre.

OLVIDO

Como un buen cirujano
has abierto una herida
nn mi corazón
y la has vuelto a cerrar.
Has arreglado
como un buen relojero
todo lo que no funcionaba bien.
Ahora mi corazón
da siempre la hora en punto,
me despierta a su hora.
Pero dime, amor mío,
al cerrar la hendidura
qué olvidaste allá dentro
que yo no puedo olvidar.

EN EL ASCENSOR

Tuve un sueño horrible.
Yo sola en el ascensor
y el ascensor se detenía
y el resto de mi vida
la pasaba sola en el ascensor.
Exactamente igual
como paso mi vida.

CARNE HUMANA

Soy dulce por fuera,
un cordero
que todos quieren acariciar.
Pero por dentro tengo garras
y enormes dientes
y ganas de devorar
carne humana.
Por dentro tengo tanta hambre
que me devoro a mí misma
y no me sacio nunca.

NUNCA MÁS

No vuelvas a visitarme,
niñita sola y asustada,
no vuelvas nunca más,
no vuelvas cuando todos me miran,
cuando mi amor me abraza,
cuando cientos de manos
aplauden fervorosas
y cientos de ojos
me desean.
No vuelvas nunca más,
niña que nunca te has ido
de mi lado.

CUANDO NO ESTOY

Por favor
no hables de mí
cuando no estoy,
no digas cosas malas
ni cosas bonitas.
Cuando no estoy
bésame en los labios,
acaríciame
una y otra vez.
Acaríciate
como si tus manos
fueran las mías.

ERA

Era joven,
era oscura
y sin embargo
por cualquier sitio que pasara
lo dejaba lleno de luz.

NO ME FÍO

No me fío de mí
ni de ti
ni de Dios.
Todos me han traicionado.
Y yo misma
más que nadie.

SINCERIDAD

La sinceridad
es una cosa estúpida.
Siempre que he sido sincera
me ha ido mal.
Siempre que he dicho te quíero
debería haberme callado.
En realidad,
si he de ser sincera,
siempre que digo algo
es mejor que me hubiera callado.
La sinceridad
es una cosa estúpida,
pero yo soy una estúpida
absolutamente sincera.

TAN HERMOSO

Mi amor duerme junto a mí.
Es tan hermoso ahora
como el niño que fue,
pero un niño que fuera
un león poderoso.
Es tan hermoso como
si ya estuviera muerto
y no pudiera dejar de amarme.

SER FELIZ

Creo que soy feliz,
pero no siento alegría alguna.
¿Es posible ser feliz
y no se capaz de estar alegre?
Mi amor me mira
y yo sonrío.
Lágrimas que nadie ve
ruedan por mis mejillas.

PARA SIEMPRE

Silencio.
Silencio.
Silencio.
Solo se escucha
el fluir de mi sangre
como un río que anhela
un tranquilo lago
en que perderse para siempre.

NADA
Aunque tuviera
toda la riqueza del mundo
si no tengo tu corazón
no tengo nada.

UN MAL SUEÑO

Soñamos con que nos quieran,
soñamos con amar a alguien,
pero es solo un mal sueño
del que conviene despertar.
La quimera del amor
ha hecho más daño al mundo
que lobos y que ratas y asesinos feroces.

NADA SEGURO

No hay que dar nada por seguro
ni siquiera aquello
que más te consuela,
desdichada mujer.
Quizá estás condenada
a vivir para siempre.

ESE JARDÍN

Mi cuerpo es el lugar
que prefieren tus ojos
y tus manos también.
Déjalos que corran,
colegiales traviesos,
hacia ese jardín.
Para ellos
yo nunca cerraré
la alta verja
puntiaguda.

ÚNICO DESEO

Socorro, socorro, socorro.
Siento que la vida
me está acechando
cada vez más cerca
y yo lo único
que deseo
es morir.

Poemas de Marilyn Monroe

Para sobrevivir, habría tenido que ser más cínica o por lo menos estar más cerca de la realidad. En lugar de eso, era una poeta callejera intentando recitar sus versos a una multitud que, mientras tanto, le hace jirones la ropa.

Arthur Miller

"Nada ni nadie va a hundirme. Realmente me molesta la forma en que la prensa ha estado hablando de mi, que los Estudios no me quieren, que estoy llena de pastillas, que bebo mucho… ! Todo una mentira!… Últimamente estoy algo deprimida y en baja forma, son cosas del corazón, pero pasaran, todo pasa, pero nunca estaré acabada. Nada va a hundirme… Podría ser un alivio dejar el cine, dedicarme al teatro, a escribir… me encanta escribir notas, poemas. Este tipo de trabajo que realizo es como correr los cien metros: enseguida estás en la línea de llegada, y suspiras y dices que lo has logrado. Pero nunca llegarás, enseguida hay otra escena, otra película, mucho dinero y tienes que volver a empezar "-

Marilyn Monroe

(4 Agosto 1962)

___

Marilyn oculta tras sus libros

Hay una fotografía de Marilyn Monroe que siempre ha despertado mi curiosidad porque creo que desvela una parte desconocida del mito. Es una foto que le sacó Alfred Eisenstaedt para la revista Life, y en la que Marilyn aparece en su casa, vestida con pantalones blancos y un top negro, acurrucada en el sofá, leyendo, delante de un estante de libros en su biblioteca persona. Está ensimismada en la lectura, y aparece alegre y liviana, como en pocas ocasiones.

Ese estante de libros terminaría convirtiéndose en la biblioteca personal de esta mujer, que llegó a atesorar hasta 400 volúmenes y contó con la obra de algunos autores por los que la actriz estaba fascinada: James Joyce, Walt Whitman, el poeta Heinrich Heine, Saul Bellow y Carl Sandbury todos eran auténticos héroes literarios para ella, al igual que Truman Capote e Isak Dinesen fueron además sus amigos. Marilyn se sentía bien entre escritores y de hecho, se casó con el dramaturgo Arthur Miller. Pocos conocen ese aspecto de ávida lectora y coleccionista de libros de Marilyn Monroe, pero definitivamente, ese rasgo también la definió.

Los libros llegaron a ser sus compañeros y su refugio. Lo cuenta Sam Kashner, cuando escribe para la revista Vanity Fair: "Varias fotografías de todas las que se tomaron de Marilyn la mostraban leyendo. Y esas son las que especialmente ella prefería”. Hay muchas: Eve Arnold la fotografió para la revista Esquire en un parque infantil en Amagansett mientras leía el Ulises de James Joyce. “Si algunos fotógrafos pensaron que podía resultar divertido hacer posar a la rubia voluptuosa más famosa del mundo, a la rubia tonta, con un libro en las manos (y de James Joyce o Heinrich Heine nada menos), para ella no era una broma”.

En los textos y poemas de su diario, incluidos en el libro “Fragments”, Marilyn se revela como una mujer joven para quien la escritura y la poesía eran herramientas vitales de primer orden. Formaban parte de su vida, y forjaron su forma de mirar y estar el mundo. Los libros aparecen como el compañero fiel de Marilyn durante sus ataques de insomnio y depresión.

En el libro “Fragments: Poems, Intimate Notes, Letters por Marilyn Monroe”, editado en Estados Unidos por Stanley Buchthal y Bernard Comment, se puede entrever a una Marilyn alejada de la imagen que las grandes productoras de cine crearon, la de la rubia tonta que apenas sabía hablar en público.

Capítulo tras capítulo descubrimos otro perfil de MM y recorremos de mano de la actriz algunas de sus impresiones vitales y también literarias. De hecho, se reproducen sus notas manuscritas cronológicamente, porque resulta que ella también escribía. El libro nos permite ser testigos de una búsqueda intelectual que hunde sus raíces en la experiencia vital de este icono americano.

Dicen quienes la conocieron que su amor por los libros no era una pose, sino que era algo genuino y sincero. No perdía oportunidad de ser fotografiada con un libro porque “estaba desesperada por ser tomada en serio, por ser vista como un ser humano con curiosidad intelectual, como una mujer con intereses culturales que tenía los pies en la tierra y que era algo más que la rubia de las curvas escandalosas. El castillo mágico de Hollywood y la imagen que de ella habían creado se convirtieron en una prisión dorada y Marilyn hizo lo que muchos prisioneros hacen para evitar volverse locos: se encerró en el mundo privado de los libros, explorando sus sentimientos y pensamientos más íntimos a través de la escritura, en la forma de diarios o escritos aparentemente inconexos”.

Pensar en Marilyn es sinónimo de tristeza. No sé si compartís esa impresión. Se acaban de conmemorar los 50 años del fallecimiento de NormaJeane Baker, verdadero nombre de la actriz. Con motivo de esa efeméride, salieron a la luz buena parte de sus diarios personales y escritos , realizados entre 1943 y 1962, que ponen de relieve la faceta de escritora de esta mujer, mostrando sin remilgos toda su ingenua creatividad. Esos textos hablan una mujer de profundos pensamientos que escribe acerca de la vida, la existencia y el amor. Llama especialmente la atención que Marilyn se atreviese con la poesía. En sus poemas habla de su sensibilidad, siempre con esa particular tendencia al pesimismo, la nostalgia y la tristeza. Algunos versos son claros a este respecto:

“Ahora que lo pienso siempre he estado aterrada de llegar a ser realmente
la esposa de alguien
pues la vida me ha enseñado que nadie puede amar a otro
nuncarealmente.”

LOS 400 LIBROS DE MARILYN

Por si tenéis curiosidad, añado la lista de los libros que formaron parte de la biblioteca particular de Marilyn Monroe y que fueron subastados Christies-NY el 28 y 29 de octubre de 1999, en lotes individuales o agrupados. A mí me ha resultado interesante y sorprendente. Espero que también lo sea para alguien más.

1) Let’s Make Love por Matthew Andrews

2) How To Travel Incognito por Ludwig Bemelmans

3) To The One I Love Best por Ludwig Bemelmans

4) Thurber Country por James Thurber

5) The Fall por Albert Camus

6) Marilyn Monroe por George Carpozi

7) Camille por Alexander Dumas

8) Invisible Man por Ralph Ellison

9) The Boston Cooking-School Cook Book por Fannie Merritt-Farmer

10) The Great Gatsby por F. Scott Fitzgerald

11) From Russia With Love por Ian Fleming

12) The Art Of Loving por Erich Fromm

13) The Prophet por Kahlil Gilbran

14) Ulysses por James Joyce

15) Stoned Like A Statue: A Complete Survey Of Drinking Cliches, Primitive, Classical & Modern por Howard Kandel & Don Safran, con una introducción de Dean Martin

16) The Last Temptation Of Christ por Nikos Kazantzakis

17) On The Road por Jack Kerouac

18) Selected Poems por DH Lawrence

19 and 20) Sons And Lovers por DH Lawrence (2 ediciones)

21) The Portable por DH Lawrence

22) Etruscan Places (DH Lawrence?)

23) DH Lawrence: A Basic Study Of His Ideas por Mary Freeman

24) The Assistant por Bernard Malamud

25) The Magic Barrel por Bernard Malamud

26) Death In Venice & Seven Other Stories por Thomas Mann

27) Last Essays por Thomas Mann

28) The Thomas Mann Reader

29) Hawaii por James Michener

30) Red Roses For Me por Sean O’Casey

31) I Knock At The Door por Sean O’Casey

32) Selected Plays por Sean O’Casey

33) The Green Crow por Sean O’Casey

34) Golden Boy por Clifford Odets

35) Clash por Night por Clifford Odets

36) The Country Girl por Clifford Odets

37) 6 Plays Of Clifford Odets

38) The Cat With 2 Faces por Gordon Young

39) Long Day’s Journey Into Night por Eugene O’Neill

40) Part Of A Long Story: Eugene O’Neill As A Young Man In Love por Agnes Boulton

41) The Little Engine That Could por Piper Watty

42) The New Joy Of Cooking por Irma S. Rombauer & Marion Rombauer-Becker

43) Selected Plays Of George Bernard Shaw

44) Ellen Terry And Bernard Shaw – Correspondencia

45) Bernard Shaw & Mrs Patrick Campbell – Su Correspondencia

46) The Short Reigh Of Pippin IV por John Steinbeck

47) Once There Was A War por John Steinbeck

48) Set This House On Fire por William Styron

49) Lie Down In Darkness (William Styron?)

50) The Roman Spring Of Mrs Stone por Tennessee Williams

51) Camino Real por Tennessee Williams

52) A Streetcar Named Desire por Tennessee Williams

53) The Flower In Drama And Glamour por Stark

Literatura Americana

54) Tender Is The Night por F. Scott Fitzgerald

55) The Story Of A Novel por Thomas Wolfe

56) Look Homeward Angel por Thomas Wolfe

57) A Stone, A Leaf, A Door (Thomas Wolfe?)

58) Thomas Wolfe’s Letters To His Mother, ed. John Skally Terry

59) A Farewell To Arms por Ernest Hemingway

60) The Sun Also Rises por Ernest Hemingway

61) Winesburg, Ohio por Sherwood Anderson

62) Sister Carrie por Theodore Dreiser

63) Tortilla Flat por John Steinbeck

64) The American Claimant & Other Stories & Sketches por Mark Twain

65) In Defense of Harriet Shelley & Other Essays (Mark Twain?)

66) The Adventures Of Huckleberry Finn por Mark Twain

67) Roughing It (Mark Twain?)

68) The Magic Christian por Terry Southern

69) A Death In The Family por James Agee

70) The War Lover por John Hersey

71) Don’t Call Me por My Right Name & Other Stories por James Purdy

72) Malcolm por James Purdy

Antologías

73) The Portable Irish Reader

74) The Portable Poe – Edgar Allen Poe

75) The Portable Walt Whitman

76) This Week’s Short Stories (New York, 1953)

77) Bedside Book Of Famous Short Stories

78) Short Novels Of Colette

79) Short Story Masterpieces (New York, 1960)

80) The Passionate Playgoer por George Oppenheimer

81) Fancies And Goodnights por John Collier

82) Evergreen Review, Vol 2, No. 6

83) The Medal & Other Stories por Luigi Pirandello

Arte

84) Max Weber

85) Renoir por Albert Skira

86) Max por Giovannetti Pericle

87) The Family Of Man por Carl Sandburg

88-90) Horizon, A Magazine Of The Arts (Nov 1959, Jan 1960, Mar 1960.)

91) Jean Dubuffet por Daniel Cordier

Biografías

92) The Summing Up por W. Somerset Maugham

93) Close To Colette por Maurice Goudeket

94) This Demi-Paradise por Margaret Halsey

95) God Protect Me From My Friends por Gavin Maxwell

96) Minister Of Death: The Adolf Eichmann Story por Quentin Reynolds, Ephraim Katz and Zwy Aldouby

97) Dance To The Piper por Agnes DeMille

98) Goodness Had Nothing To Do With It por Mae West

99) Act One por Moss Hart

Ciencia cristiana

100) Science And Health With Key To The Scriptures por Mary Baker Eddy

101) Poems, Including Christ And Christmas por Mary Baker Eddy

Clásicos

102) 2 Plays: Peace And Lysistrata por Aristophanes

103) Of The Nature Of Things por Lucretius

104) The Philosophy Of Plato

105) Mythology por Edith Hamilton

106) Theory Of Poetry And Fine Art por Aristotle

107) Metaphysics por Aristotle

108-111) Plutarch’s Lives, Vols 3-6 only (of 6) por William and John Langhorne

Cultura

112) Bound For Glory por Woody Guthrie

113) The Support Of The Mysteries por Paul Breslow

114) Paris Blues por Harold Flender

115) The Shook-Up Generation por Harrison E. Salisbury

Traducciones

116) An Mands Ansigt por Arthur Miller

117) Independent People por Halldor Laxness

118) Mujer por Lina Rolan

119) The Havamal, ed. D.E. Martin Clarke

120) Yuan Mei: 18th Century Chinese Poet por Arthur Waley

121) Almanach: Das 73 Jahr por S. Fischer Verlag

Literatura francesa

122) Madame Bovary por Gustave Flaubert

123) The Works Of Rabelais

124) The Guermantes Way por Marcel Proust

125) Cities Of The Plain por Marcel Proust

126) Within A Budding Grove por Marcel Proust

127) The Sweet Cheat Gone por Marcel Proust

128) The Captive por Marcel Proust

129) Nana por Emile Zola

130) Plays por Moliere

Freud

131) The Life And Work of Sigmund Freud por Ernest Jones

132) Letters Of Sigmund Freud, ed. Ernest L. Freud

133) Glory Reflected por Martin Freud

134) Moses And Monotheism por Sigmund Freud

135) Conditioned Reflex Therapy por Andrew Salter

Jardinería y mascotas

136-137) The Wise Garden Encyclopedia, ed. E.L.D. Seymour (2 editions)

138) Landscaping Your Own Home por Alice Dustan

139) Outpost Nurseries – publicity brochure

140) The Forest And The Sea por Marston Bates

141) Pet Turtles por Julien Bronson

142) A Book About Bees por Edwin Way Teale

143) Codfish, Cats & Civilisation por Gary Webster

Humor

144) How To Do It, Or, The Art Of Lively Entertaining por Elsa Maxwell

145) Wake Up, Stupid por Mark Harris

146) Merry Christmas, Happy New Year por Phyllis McGinley

147) The Hero Maker por Akbar Del Piombo & Norman Rubington

148) How To Talk At Gin por Ernie Kovacs

149) VIP Tosses A Party, por Virgil Partch

150) Who Blowed Up The House & Other Ozark Folk Tales, ed. Randolph Vance

151) Snobs por Russell Lynes

Judaísmo (MM oficialmente se convirtió al judaísmo tras su matrimonio con Arthur Miller).

152) The Form of Daily Prayers

153) Sephath Emeth: Order Of Prayers For The Wholes Year In Jewish and English

154) The Holy Scriptures According To The Masoretic Text

Literatura

155) The Law por Roger Vailland

156) The Building por Peter Martin

157) The Mermaids por Boros

158) They Came To Cordura por Glendon Swarthout

159) The 7th Cross por Anna Seghers

160) A European Education por Romain Gary

161) Strike For A Kingdom por Menna Gallie

162) The Slide Area por Gavin Lambert

163) The Woman Who Was Poor por Leon Bloy

164) Green Mansions por W.H. Hudson

165) The Contenders por John Wain

166) The Best Of All Worlds, Or, What Voltaire Never Knew por Hans Jorgen Lembourn

167) The Story Of Esther Costello por Nicholas Montsarrat

168) Oh Careless Love por Maurice Zolotow

169) Add A Dash Of Pity por Peter Ustinov

170) An American Tragedy por Theodore Dreiser

171) The Mark Of The Warrior por Paul Scott

172) The Dancing Bear por Edzard Schaper

173) Miracle In The Rain por Ben Hecht

174) The Guide por R.K. Narayan

175) Blow Up A Storm por Garson Kanin

176) Jonathan por Russell O’Neill

177) Fowlers End por Gerald Kersh

178) Hurricane Season por Ralph Winnett

179) The un-Americans por Alvah Bessie

180) The Devil’s Advocate por Morris L. West

181) On Such A Night por Anthony Quayle

182) Say You Never Saw Me por Arthur Nesbitt

183) All The Naked Heroes por Alan Kapener

184) Jeremy Todd por Hamilton Maule

185) Miss America por Daniel Stren

186) Fever In The Blood por William Pearson

187) Spartacus por Howard Fast

188) Venetian Red por L.M. Pasinetti

189) A Cup Of Tea For Mr Thorgill por Storm Jameson

190) Six O’Clock Casual por Henry W. Cune

191) Mischief por Charlotte Armstrong

192) The Gingko Tree por Sheelagh Burns

193) The Mountain Road por Theodore H. White

194) Three Circles Of Light por Pietro Di Donato

195) The Day The Money Stopped por Brendan Gill

196) The Carpetbaggers por Harold Robbins

197-198) Justine por Lawrence Durrell

199) Balthazar por Lawrence Durrell

200) Brighton Rock por Graham Greene

201) The Secret Agent por Joseph Conrad

202) The Unnamable por Samuel Beckett

203) Portrait Of The Artist As A Young Dog por Dylan Thomas

204) Hear Us O Lord From Heaven Thy Dwelling Place, por Malcolm Lowry

205) The Sound And The Fury/As I Lay Dying, por William Faulkner

206) God’s Little Acre por Erskine Caldwell

207) Anna Christie/The Emperor Jones/The Hairy Ape por Eugene O’Neill

208) The Philosophy Of Schopenhauer por Irwin Edman

209) The Philosophy Of Spinoza por Joseph Ratner

210) The Dubliners por James Joyce

211) Selected Poems por Emily Dickinson

212) The Collected Short Stories por Dorothy Parker

213) Selected Works por Alexander Pope

214) The Red And The Black por Stendhal

215) The Life Of Michelangelo por John Addington

216) Of Human Bondage por W. Somerset Maugham

217) Three Famous French Romances

218) Napoleon por Emil Ludwig

219) Madame Bovary por Gustave Flaubert

220) The Poems And Fairy-Tales por Oscar Wilde

221) Alice’s Adventures In Wonderland/Through The Looking Glass/The Hunting Of The Snark, por Lewis Carroll

222) A High Wind In Jamaica por Richard Hughes

223) An Anthology Of American Negro Literature, ed. Sylvestre C. Watkins

Música

224) Beethoven: His Spiritual Development por J.W.N. Sullivan

225) Music For The Millions por David Ewen

226) Schubert por Ralph Bates

227) Men Of Music por Wallace Brockaway and Herbert Weinstock

Teatro

228) The Potting Shed por Graham Greene

229) Politics In The American Drama por Caspar Nannes

230) Sons Of Men por Herschel Steinhardt

231) Born Yesterday por Garson Kanin

232) Untitled & Other Radio Drams por Norman Corwin

233) Thirteen por Corwin, por Norman Corwin

234) More por Corwin, por Norman Corwin

235) Long Day’s Journey Into Night por Eugene O’Neill (a second copy)

236) Best American Plays: Third Series, 1945-1951

237) Theatre ’52 por John Chapman

238) 16 Famous European Plays, por Bennett Cerf and Van H. Cartmell

239) The Complete Plays Of Henry James

240) 20 Best Plays Of The Modern American Theatre, por John Glassner

241) Elizabethan Plays por Hazelton Spencer

242) Critics’ Choice por Jack Gaver

243) Modern American Dramas por Harlan Hatcher

244) The Album Of The Cambridge Garrick Club

Poesía europea

245) A Shropshire Lad por A.E. Houseman

246) The Poetry & Prose Of Heinrich Heine por Frederich Ewen

247) The Poetical works Of John Milton, por H.C. Beeching

248) The Poetical Works Of Robert Browning (H.C. Beeching?)

249) Wordsworth por Richard Wilbur

250) The Poetical Works Of Shelley (Richard Wilbur?)

251) The Portable Blake, por William Blake

252) William Shakespeare: Sonnets, ed. Mary Jane Gorton

253) Poems Of Robert Burns, ed. Henry Meikle & William Beattie

254) The Penguin Book Of English Verse, ed. John Hayward

255) Aragon: Poet Of The French Resistance, por Hannah Josephson & Malcolm Cowley

256) Star Crossed por Margaret Tilden

Poesía americana

257 and 258) Collected Sonnets por Edna St Vincent Millay (2 editions)

259) Robert Frost’s Poems por Louis Untermeyer

260) Poe: Complete Poems por Richard Wilbur

261) The Life And Times Of Archy And Mehitabel por Don Marquis

262) The Pocketbook Of Modern Verse por Oscar Williams

263) Poems por John Tagliabue

264) Selected Poems por Rafael Alberti

265) Selected Poetry por Robinson Jeffers

266) The American Puritans: Their Prose & Poetry, por Perry Miller

267) Selected Poems por Rainer Maria Rilke

268) Poet In New York por Federico Garcia Lorca

269) The Vapor Trail por Ivan Lawrence Becker

270) Love Poems & Love Letters For All The Year

271) 100 Modern Poems, ed. Selden Rodman

272) The Sweeniad, por Myra Buttle

273) Poetry: A Magazine Of Verse, Vol.70, no. 6

Política

274) The Wall Between por Anne Braden

275) The Roots Of American Communism por Theodore Draper

276) A View Of The Nation – An Anthology : 1955-1959, ed. Henry Christian

277) A Socialist’s Faith por Norman Thomas

278-279) Rededication To Freedom por Benjamin Ginzburg (2 copies)

280) The Ignorant Armies por E.M. Halliday

281) Commonwealth Vs Sacco & Vanzetti, por Robert P. Weeks

282) Journey To The Beginning por Edgar Snow

283) Das Kapital por Karl Marx

284) Lidice por Eleanor Wheeler

285) The Study Of History por Arnold Toynbee

286) America The Invincible por Emmet John Hughes

287) The Unfinished Country por Max Lerner

288) Red Mirage por John O’Kearney

289) Background & Foreground – The New York Times Magazine: An Anthology, ed. Lester Markel (a friend of MM)

290) The Failure Of Success por Esther Milner

291) A Piece Of My Mind por Edmund Wilson

292) The Truth About The Munich Crisis por Viscount Maugham

293) The Alienation Of Modern Man por Fritz Pappenheim

294) A Train Of Powder por Rebecca West

295) Report From Palermo por Danilo Dolci

296) The Devil In Massachusetts por Marion Starkey

297) American Rights: The Constitution In Action, por Walter Gellhorn

298) Night por Francis Pollini

299) The Right Of The People por William Douglas

300) The Jury Is Still Out por Irwin Davidson and Richard Gehman

301) First Degree por William Kunstler

302) Democracy In America por Alexis De Tocqueville

303) World Underworld por Andrew Varna

Oraciones

304) Catechism For Young Children (1936, so may be from Norma Jeane’s childhood)

305) Prayer Changes Things (1952, inscribed to MM – perhaps from Jane Russell?)

306) The Prophet por Kahlil Bibran (a second copy?)

307) The Magic Word L.I.D.G.T.T.F.T.A.T.I.M. por Robert Collier

308) The Prophet por Kahlil Gibran (a third copy?)

309) His Brother’s Keeper por Milton Gross (3-page extract from Readers’ Digest, Dec 1961)

310) Christliches ergissmeinnicht por K. Ehmann

311) And It Was Told Of A Certain Potter por Walter C. Lanyon

312) Bahai Prayers

Psicología

313) Man Against Himself por Karl A. Menninger

314) The Tower And The Abyss por Erich Kahler

315) Something To Live By, por Dorothea S. Kopplin

316) Man’s Supreme Inheritance por Alexander F. Matthias

317) The Miracles Of Your Mind por Joseph Murphy

318) The Wisdom Of The Sands por Antoine de Saint-Exupery

319) A Prison, A Paradise por Loran Hurnscot

320) The Magic Of Believing por Claude M. Bristol

321) Peace Of Mind por Joshua Loth Liebman

322) The Use Of The Self por Alexander F. Matthias

323) The Power Within You por Claude M. Bristol

324) The Call Girl por Harold Greenwald

325) Troubled Women por Lucy Freeman

326) Relax And Live por Joseph A. Kennedy

327) Forever Young, Forever Healthy por Indra Devi

328) The Open Self por Charles Morris

329) Hypnotism Today por Leslie Lecron & Jean Bordeaux

330) The Masks Of God: Primitive Mythology, por Joseph Campbell

331) Some Characteristics Of Today por Rudolph Steiner

Referencias

332) Baby & Child Care por Dr Benjamin Spock (pub. 1958)

333) Flower Arranging For Fun por Hazel Peckinpaugh Dunlop

334) Hugo’s Pocket Dictionary: French-English And English-French

335) Spoken French For Travellers And Tourists, por Charles Kany & Mathurin Dondo

336) Roget’s Pocket Thesaurus, por C.O. Mawson & K.A. Whiting

Religión

337) What Is A Jew? por Morris Kertzer

338) A Partisan Guide To The Jewish Problem, por Milton Steinberg

339) The Tales Of Rabbi Nachman, por Martin Buber

340) The Saviours Of God: Spiritual Exercises, por Nikos Kazantzakis

341) The Prophet por Kahlil Gilbran

342) The Dead Sea Scrolls por Millar Burrows

343) The Secret Books Of The Egyptian Gnostics, por Jean Doresse

344) Jesus por Kahlil Gilbran

345) Memories Of A Catholic Girlhood, por Mary McCarthy

346) Why I Am Not A Christian, por Bertrand Russell

Literatura rusa

347) Redemption & Other Plays por Leo Tolstoy

348) The Viking Library Portable Anton Chekhov

349) The House Of The Dead, por Fyodor Dostoevsky

350) Crime And Punishment por Fyodor Dostoevsky

351) Best Russian Stories: An Anthology, ed. Thomas Seltzer

352) The Plays Of Anton Chekhov

353) Smoke por Ivan Turgenev

354) The Poems, Prose & Plays Of Alexander Pushkin

355) The Brothers Karamazov por Fyodor Dostoevsky

Ciencia

356) Our Knowledge Of The External World, por Bertrand Russell

357) Common Sense And Nuclear Warfare, por Bertrand Russell

358) Out Of My Later Years por Albert Einstein

359) Men And Atoms por William Laurence

360) Man Alive por Daniel Colin Munro

361) Doctor Pygmalion por Maxwell Maltz

362) Panorama: A New Review, ed. R.F. Tannenbaum

363) Everyman’s Search por Rebecca Beard

364) Of Stars And Men por Harlow Shapley

365) From Hiroshima To The Moon, por Daniel Lang

366) The Open Mind por J. Robert Oppenheimer

367) Sexual Impotence In The Male, por Leonard Paul Wershub

Otras lecturas

368) Medea por Jeffers Robinson

369) Antigone por Jean Anouilh

370) Bell, Book And Candle por John Van Druten

371) The Women por Clare Boothe

372) Jean Of Lorraine por Maxwell Anderson

Viajes

373) The Sawbwa And His Secretary por C.Y. Lee

374) The Twain Shall Meet por Christopher Rand

375) Kingdom Of The Rocks por Consuelo De Saint-Exupery

376) The Heart Of India por Alexander Campbell

377) Man-Eaters Of India por Jim Corbett

378) Jungle Lore por Jim Corbett

379) My India por Jim Corbett

380) A Time In Rome por Elizabeth Bowen

381) London por Jacques Boussard

382) New York State Vacationlands

383) Russian Journey por William O. Douglas

384) The Golden Bough por James G. Frazer

Con toque femenino

385) The Portable Dorothy Parker

386) My Antonia por Willa Cather

387) Lucy Gayheart por Willa Cather

388) The Ballad Of The Sad Cafe por Carson McCullers

389) The Short Novels Of Colette

390) The Little Disturbances Of Man por Grace Paley

Otros más

391) The Autobiography Of Lincoln Steffens

392-403) Carl Sandburg’s 12-volume biography of Abraham Lincoln

404) The Little Prince por Antoine De Saint-Exupery

405) Poems Of W.B. Yeats

406) Mr Roberts por Joyce Cary

407) The Thinking Body por Mabel Elsworth Todd

408) The Actor Prepares por Konstantin Stanislavsky

409) The Bible

410) The Biography Of Eleanora Duse, por William Weaver

411) De Humani Corporis Fabrica (Study Of Human Bone Structure) por Andreas Vesalius

412) Essays por Ralph Waldo Emerson

413) Gertrude Lawrence As Mrs A, por Richard Aldrich

414) Goodnight Sweet Prince por Gene Fowler

415) Greek Mythology por Edith Hamilton

416) How Stanislavsky Directs por Mikhail Gorchakov

417) I Married Adventure por Olso Johnson

418) The Importance Of Living por Lin Yutang

419) Letters To A Young Poet por Rainer Maria Rilke

420) Psychology Of Everyday Life por Sigmund Freud

421) The Rains Came por Louis Broomfield

422) The Rights Of Man por Thomas Paine

423) Swann’s Way por Marcel Proust

424) To The Actor por Michael Chekhov

425) Captain Newman, M.D.

427) A Lost Lady por Willa Cather

428) Lust For Life por Irving Stone

429) The Deer Park por Norman Mailer

430) The Rebel por Albert Camus

www.diariodenavarra.es/noticias/blogs/sopa-letras/2013/12…

___

Amor – Vladímir Mayakovski

Tal vez,
quizá,
alguna vez,
por el camino de una alameda del zoológico,
entrará también ella.

Ella,
ella también amaba a los animales,
y sonriendo llegará,
así como está,
en la foto de la mesa.

Ella es tan hermosa,
a ella con seguridad la resucitarán.

Vuestro siglo XXX
vencerá,
al corazón destrozado por las pequeñeces.

Ahora,
trataremos de terminar,
todo lo que no hemos podido amar en la vida,
en innumerables noches estrelladas.

¡Resucitádme,
aunque más no sea,
porque soy poeta,
y esperaba el futuro,
luchando contra las mezquindades de la vida cotidiana!

¡Resucitádme,
aunque más no sea por eso!

¡Resucitádme!
Quiero acabar de vivir lo mío,
mi vida
para que no exista un amor sirviente,
ni matrimonios, sucios,
concuspiscentes.

Maldiciendo la cama,
dejando el sofá,
alzaré por el mundo,
un amor universal.

Para que un día,
que el dolor degrada,
cambie,
y no implorar más,
mendigando,
y al primer llamado de:

¡Camarada!
se dé vuelta toda la tierra.

Para no vivir,
sacrificándose por una casa, por un agujero.

Para que la familia,
desde hoy,
cambie,
el padre,
sea por lo menos el Universo,
y la madre
sea por lo menos la Tierra.

Vladímir Mayakovski

___

Tres maridos, múltiples amantes

por RAQUEL QUÍLEZ

«Sola. Estoy sola. Siempre estoy sola. Sea como sea». Los versos de la mujer más triste del mundo, escritos en uno de sus cuadernos rescatados hace apenas dos años, desnudan a una Marilyn Monroe insegura; asustada. Siempre lo fue: la mujer más deseada de Hollywood nunca se quiso y buscó el consuelo en multitud de hombres. Pero no logró sacudirse la sensación de abandono. Ni sus tres maridos ni sus múltiples amantes —de los hermanos Kennedy a Elia Kazan pasando por Tony Curtis y Marlon Brando— lograron que fuese feliz.

Marilyn buscaba la autoestima en otros. Quizás su complicada infancia, con un padre ausente, una madre desequilibrada, hogares de acogida y agresiones varias, hizo que el mito anhelase el abrazo protector de un hombre. Apenas tenía 16 años cuando se casó por primera vez. Era 1942 y el elegido, un obrero aspirante a policía llamado James Dougherty. Ex capitán de fútbol y delegado de clase, tenía 20 años cuando empezó a salir con Norma Jean Baker. No conoció a Marilyn Monroe. Su familia había sido vecina de Grace Goddard, amiga de la madre de Norma Jean, que vivía entonces con ellos. «Iban a mudarse y decidimos casarnos para impedir que volviese a una casa de acogida. Estábamos enamorados», recordaría más tarde Dougherty. Así, el gran mito sexual se convirtió en ama de casa en una relación que, en apariencia, funcionaba, aunque algunas de sus cartas dejaron ver después que su marido era infiel.

Dougherty fue reclutado para la II Guerra Mundial y en su ausencia, la joven se convirtió en una modelo cotizada en Los Ángeles. Y buscó la compañía de otros hombres para mitigar la soledad que le angustiaba. Hollywood pronto la reclamó y ella tramitó un divorcio que se concretó en septiembre de 1946. Habían estado juntos cuatro años. Al volver a casa, Dougherty intentó convencerla de que volviese, pero ella se negó. Iba a convertirse en Marilyn. «Quería firmar un contrato con la 20th Century Fox en el que decía que no podía estar casada», contó Dougherty en 1984.

Su segundo gran hombre fue Joe DiMaggio, el jugador de béisbol con el que se casó cumpliendo el sueño americano de ver juntos a dos de sus mitos: el ídolo de los Yankees con la diva de Hollywood. Se casaron en 1954 —antes, el escritor Robert Slatzer asegura haber sido su esposo durante una semana en 1952, aunque no hay pruebas de ello—, pero el compromiso duró sólo nueve meses, pese a que siguieron viéndose durante años. El deportista, muy conservador, era incapaz de adaptarse a la vida de la estrella. Le parecía una ofensa que la deseasen más hombres y vivió históricos ataques de celos. Quería apartarla del espectáculo y guardarse toda su explosividad para él, pero ella no cedió. Que la amó lo demuestra el hecho de que durante los 20 años que siguieron a su muerte, envió un ramo de flores a su tumba tres veces por semana. La Parisien Florist, de Hollywood, tenía el emotivo encargo.

A Arthur Miller, el intelectual, el judío, le vio por primera vez en 1951, cuando ella tenía 25 años y él, diez más. Se casaron cinco años después —cuando aún se especulaba con una reconciliación con DiMaggio—, en una ceremonia en la que Marilyn se convirtió al judaísmo. Por aquel entonces, los medios ya habían creado una Marilyn superficial, adicta, sexy a rabiar, pero problemática y depresiva. El dramaturgo, ganador de un Pulitzer, quiso salvarla. Parecían felices, pero apenas tres años después el matrimonio encallaba y en 1960, Marilyn tuvo una sonada aventura con el francés Yves Montand cuando rodaban ‘El multimillonario’

Marilyn Monroe y Arthur Miller estuvieron juntos hasta 1961. Fue quizás el hombre que mejor pudo entender el vacío que la asfixiaba, el más capaz de valorar su talento y hacérselo creer a ella, pero acabó agotado de esa personalidad enfermiza y la abandonó para marcharse con la fotógrafa Inge Morath, a la que conoció en el rodaje de ‘Vidas rebeldes’. Paradojas de la vida, Miller había escrito para Marilyn esa historia en la que intentaba explicar sus contradicciones. «¿Puede un hombre sonreír cuando contempla a la mujer más triste del mundo?», le hizo decirle en la ficción a Gable.

La lista de amantes de Marilyn fue interminable. Como Elia Kazan, descrito así en las cartas que escribió a su psiquiatra, el doctor Ralph Greensom, en 1961: «Me quiso durante un año, y una vez me acunó cuando tenía una angustia muy grande. Y me sugirió que me psicoanalizara». También Marlon Brando quiso cuidarla. Le conoció antes de que fuesen estrellas y mantuvieron una relación intermitente durante años. Quizás fue siempre más amigo que amante y la defendió a muerte cuando la industria empezó a rechazarla por el suplicio que suponía trabajar con el huracán autodestructivo hacia el que derivaba.

Con Tony Curtis también tuvo una historia que iba y venía. Durante ocho años. Y según el propio actor, incluyó un aborto involuntario. La relación comenzó en 1950 y se reactivó en el rodaje de ‘Con faldas y a lo loco’. Marilyn estaba casada con Miller y Curtis con Janet Leigh —la actriz asesinada en ‘Psicosis’—, que estaba además embarazada, pero eso no impidió que Tony y Marilyn ‘recayesen’. Según ha contado Curtis en sus memorias, ella se quedó embarazada y perdió el bebé poco después de reunirle en una habitación con su marido para contárselo. «Me quedé ahí petrificado. Se hizo el silencio y podía oír el ruido de las ruedas de los coches chirriando en Santa Mónica», describió. Aunque no se ha confirmado, lo cierto es que el actor nunca ha sido cariñoso con la memoria de Marilyn y ha aireado sin pudor intimidades.

Ríos de especulación ha desatado también las aventuras que mantuvo con los Kennedy, John y Robert; documentada en los archivos del FBI y la CIA, preocupados por la amistad de Marilyn con comunistas de Hollywood y por los secretos que pudiese saber del presidente. Existe un informe de 1965 que habla de «fiestas sexuales» con los Kennedy, Monroe, Sammy Davis Jr. y Frank Sinatra, otro de sus amantes fieles durante años. De su relación con el entonces presidente de los EEUU hay pocas pistas. Algunas voces cuentan que él no paró hasta tenerla en su cama y después se desentendió, mientras las más conspirativas añaden que los servicios secretos y los propios Kennedy se encargaron de borrar las pistas. Hay todo tipo de versiones de esta relación, pero no hay testigos. Lo que sí hemos visto todos, y no olvidamos, es ese cumpleaños feliz en el Madison Square Garden, el 19 de mayo de 1962. Tres meses más tarde la diva fallecía en California.

Marilyn sufrió sola y sufrió junto a sus hombres. Ella misma dijo que una estrella era un objeto. Y detestó serlo. Sola. Siempre se sintió sola. Hasta su trágica muerte.

www.elmundo.es/especiales/2012/cultura/marilyn-monroe/los…

Nice Cook Books photos

November 4, 2019 · Posted in Cook Books · Comment 

Check out these cook books images:

Image from page 475 of “The standard domestic science cook book” (1908)
cook books
Image by Internet Archive Book Images
Identifier: cu31924073879508
Title: The standard domestic science cook book
Year: 1908 (1900s)
Authors: Lee, William H. (William Henry), 1848-1913 Hansey, Jennie Adrienne, 1843-
Subjects: Cookery, American cbk
Publisher: Chicago, Laird & Lee
Contributing Library: Cornell University Library
Digitizing Sponsor: MSN

View Book Page: Book Viewer
About This Book: Catalog Entry
View All Images: All Images From Book

Click here to view book online to see this illustration in context in a browseable online version of this book.

Text Appearing Before Image:
be excellent. Take out-door exercise. DIET.If troubled with corpulency, eat freely of fruits, carrots, spinach, tomatoes,asparagus, good, fresh fish, young chickens, etc. Starches and sugars shouldnot be eaten by those suffering ffom rheumatism. Avoid coffee, eggs and alldark or red meats, especially beef, and use no alcoholic liquors of any kind,in case of kidney disorders, but drink plenty of good, pure water. SIMPLE REMEDY FOR SUMMER COMPLAINT. A teaspoonful of prepared powdered charcoal stirred thoroughly into aglass of water and taken after each meal will cure the most obstinate caseof summer trouble. Sweetens the stomach and corrects indigestion, ONIONS —A GREAT PURIFIER. Raw onions eaten freely two or three times a day are said to be anexcellent remedy for gall-stones and gravel by absorption; also splendid forthe kidneys and rheumatism,— young. onions, of course, are preferable inspring and summer, and Bermuda and Spanish onions in winter season. 457 Wedding Anniversaries

Text Appearing After Image:
1 sj COTTON2NP PAPER3RP LEATHER3™ WOODEN7TH WOOLENlOIH TIN121? SILK&LINEN15 H? CRYSTALZOll CHINA25™ SILVER30™ PEARL40™ RUBY50 ™ GOLDEN75™ DIAMOND Oqplflit, Itoe.bf Wa. H. Ul. ♦^^^^ S?H^SW455IHfl8!S!B8WSSt!S5!aS9W3K5SSW^^ a Edited by IDA LEWIS MASON, Special Teacher of Sewing in Chicago Schools. Department 32. DOMESTIC ECONOMY means more than merely saving money in man-aging the household. It means, also, the spending of money judiciously,the saving of time and labor, and, conducting the affairs of the home tothe best possible advantage. This department, therefore, treats not only ofeconomical household management, but also crochet work, embroidery, plainand fancy sewing, knitting. The Modern Kitchen, Foods for Each Month,Donts for the Kitchen, The Laundry, and Household Expense Accounts. Domestic Economy, that branch of Domestic Science whichtreats of the economical and skillful management of household af-fairs, is based upon scientific knowledge and practical experi

Note About Images
Please note that these images are extracted from scanned page images that may have been digitally enhanced for readability – coloration and appearance of these illustrations may not perfectly resemble the original work.

Image taken from page 270 of ‘England Picturesque and Descriptive … With … illustrations’
cook books
Image by The British Library
Image taken from:

Title: "England Picturesque and Descriptive … With … illustrations"
Author: COOK, Joel.
Shelfmark: "British Library HMNTS 10348.h.5."
Page: 270
Place of Publishing: Philadelphia
Date of Publishing: 1882
Publisher: Porter & Coates
Issuance: monographic
Identifier: 000772834

Explore:
Find this item in the British Library catalogue, ‘Explore’.
Open the page in the British Library’s itemViewer (page image 270)
Download the PDF for this book Image found on book scan 270 (NB not a pagenumber)Download the OCR-derived text for this volume: (plain text) or (json)

Click here to see all the illustrations in this book and click here to browse other illustrations published in books in the same year.

Order a higher quality version from here.

Cool Cook Books images

November 3, 2019 · Posted in Cook Books · Comment 

Check out these cook books images:

Dark Chocolate, Beet and Cherry Muffins
cook books
Image by yummysmellsca
Adapted from Home Grown Harvest, I used whole wheat pastry flour along with homemade beet infused cocoa, home-dried cherries, homegrown beets, flaxseed to make a vegan treat for the girls at my hair salon. Applesauce from local apples replaced half the oil too – but you’d never guess these were in any way healthy!

Dark Chocolate, Beet and Cherry Muffins

Review of Home Grown Harvest on Read, Write, Cook

Cook charts the Pacific, (copy). Portrait of world explorer Captain James Cook, The Captain Cook Hotel, painting Armond M. Kirshbaum 1975, Christmas Day, Anchorage, Alaska, USA
cook books
Image by Wonderlane
This is a copy of "Cook charts the Pacific"

It appears the source for this portrait may have been from:

www.nmm.ac.uk/collections/displayRepro.cfm?reproID=BHC262…

A copy of this painting, a Portrait in oil at the National Maritime Museum

A three-quarter-length portrait of Captain Cook, seated to the left, facing the right. He is wearing captain’s full-dress uniform, 1774-87, consisting of a navy blue jacket, white waistcoat with gold braid and gold buttons and white breeches. He wears a grey wig or his own hair powdered. He holds his own chart of the Southern Ocean on the table and his right hand points to the east coast of Australia on it. His left thumb and finger lightly hold the other edge of the chart over his knee. His hat sits on the table behind him to the left on top of a substantial book, perhaps his journal, itself resting on the chart.

In 1772, Cook sailed for the second time to the fringes of the Antarctic and the Pacific, returning in 1775. He sat for this portrait, commissioned by Sir Joseph Banks, ‘for a few hours before dinner’ on 25 May 1776 but it is not known whether he did so again before he left London on 24 June for his third voyage, never to return. None the less, David Samwell, surgeon’s mate in ‘Resolution’ on the second voyage and surgeon of ‘Discovery’ on the third, thought it ‘a most excellent likeness … and … the only one I have seen that bears any resemblance to him’. This view was based on John Sherwin’s later engraving of the portrait, which probably argues even more favourably for the original despite an element of idealization, not least omission of a large burn scar (from 1764) on the right hand. Banks had sailed with Cook on his first voyage in the ‘Endeavour’ and took an influential interest in his subsequent ones. This portrait hung over the fireplace in the library of his London house. After his death, it was presented to the Naval Gallery at Greenwich Hospital by his executor, Sir Edward Knatchbull, following a request by E.H. Locker, the Hospital Secretary.

The artist worked with Pompeo Batoni in Rome and on his return to London in 1765 achieved success as a portrait and history painter. In 1768, he joined a group of artists who successfully petitioned George III to establish the Royal Academy in that year.

Title: Foot-prints of Travel
or, Journeyings in Many Lands

Author: Maturin M. Ballou

Release Date: January 23, 2009 [EBook #27874]

Language: English

Character set encoding: ISO-8859-1

*** START OF THIS PROJECT GUTENBERG EBOOK FOOT-PRINTS OF TRAVEL ***

Produced by Julia Miller, Martin Pettit and the Online
Distributed Proofreading Team at www.pgdp.net (This
file was produced from images generously made available
by The Internet Archive/American Libraries.)

[Pg i]
FOOT-PRINTS OF TRAVEL;

OR,

JOURNEYINGS IN MANY LANDS,

BY
MATURIN M. BALLOU.

Armado. How hast thou purchased this experience?
Moth. By my journey of observation.—Shakespeare.

BOSTON, U.S.A.:
PUBLISHED BY GINN & COMPANY.
1889.

Cool Cook Books images

October 21, 2019 · Posted in Cook Books · Comment 

Check out these cook books images:

Image taken from page 143 of ‘[The Voyages of Captain James Cook. Illustrated … With an appendix, giving an account of the present condition of the South Sea Islands, &c.]’
cook books
Image by The British Library
Image taken from:

Title: "[The Voyages of Captain James Cook. Illustrated … With an appendix, giving an account of the present condition of the South Sea Islands, &c.]", "Logs and Journals. Collected Editions"
Author: COOK, James – the Circumnavigator
Shelfmark: "British Library HMNTS 10003.d.9."
Volume: 02
Page: 143
Place of Publishing: London & New York
Date of Publishing: 1852
Publisher: John Tallis & Co.
Issuance: monographic
Identifier: 000772649

Explore:
Find this item in the British Library catalogue, ‘Explore’.
Open the page in the British Library’s itemViewer (page image 143)
Download the PDF for this book Image found on book scan 143 (NB not a pagenumber)Download the OCR-derived text for this volume: (plain text) or (json)

Click here to see all the illustrations in this book and click here to browse other illustrations published in books in the same year.

Order a higher quality version from here.

Nice Cook Books photos

September 25, 2019 · Posted in Cook Books · Comment 

A few nice cook books images I found:

Image from page 147 of “Biggle garden book; vegetables, small fruits and flowers for pleasure and profit” (1908)
cook books
Image by Internet Archive Book Images
Identifier: bigglegardenbook00bigg_0
Title: Biggle garden book; vegetables, small fruits and flowers for pleasure and profit
Year: 1908 (1900s)
Authors: Biggle, Jacob
Subjects: Gardening Vegetable gardening
Publisher: Philadelphia, W. Atkinson Co.
Contributing Library: The Library of Congress
Digitizing Sponsor: The Library of Congress

View Book Page: Book Viewer
About This Book: Catalog Entry
View All Images: All Images From Book

Click here to view book online to see this illustration in context in a browseable online version of this book.

Text Appearing Before Image:
t of ginseng growing. Herbs.—These are of three kinds—pot herbs forflavoring, sweet herbs and medicinal herbs. It is agreat pity that herbs are now seldom raised in thehome garden. The use ofthem in medicine is perhapsnot so great in these dayswhen a doctor can be readilycalled, but in the old times nohousewife was without agoodly show of them in theyard, and she dried themcarefully for winter use. Norare herbs used nowadays somuch for flavoring in cook-ing; and, when they are de-sired, the pressed leaves arebought at the druggists. The home-grown article isfar better than money can buy. A hom.e with even.a small strip of land can find place for some of theseplants which are so valuable. Herbs delight in a rich, mellow soil. Put themin a corner by themselves where they will not inter-fere with plowing, etc. When once started, little ifany cultivation is needed except to keep out weeds.Sow seeds early in spring in shallow drills aboutIwo feet apart; when up a few inches thin out to

Text Appearing After Image:
PUTTING AWAY HERBS FORWINTER USE MISCELLANEOUS a foot or more apart. Herbs should be cut on adry day just before they come into full blossom,tied in bunches and hung up in the attic or spreadthinly on a floor where they can dry quickly. Ofcourse cuttings for daily use, green, may be madeat any time, but too severe cutting weakens the plants.Seedsmen sell plants, ready to set, of some of thebetter-known herbs. Many of the perennial kindsmay be propagated by dividing the roots—which isa good thing to do every few years; and, when doingso, discard the old, run-out part of each clump. Among the better-known perennial herbs are thefollowing: Balm, catnip, fennel, horehound, hyssop,lavender (not hardy too far north), sweet marjoram,pennyroyal, peppermint, rosemary, rue, sage, spear-mint, tansy, tarragon, thyme, winter savory, worm-wood. Anise, coriander, summer savory and sweetbasil are annuals. Caraway and dill are biennials.A winter mulch of straw or leaves is a good thingfor the perenn

Note About Images
Please note that these images are extracted from scanned page images that may have been digitally enhanced for readability – coloration and appearance of these illustrations may not perfectly resemble the original work.

Image taken from page 286 of ‘[The Voyages of Captain James Cook. Illustrated … With an appendix, giving an account of the present condition of the South Sea Islands, &c.]’
cook books
Image by The British Library
Image taken from:

Title: "[The Voyages of Captain James Cook. Illustrated … With an appendix, giving an account of the present condition of the South Sea Islands, &c.]", "Logs and Journals. Collected Editions"
Author: COOK, James – the Circumnavigator
Shelfmark: "British Library HMNTS 10003.d.9."
Volume: 01
Page: 286
Place of Publishing: London & New York
Date of Publishing: 1852
Publisher: John Tallis & Co.
Issuance: monographic
Identifier: 000772649

Explore:
Find this item in the British Library catalogue, ‘Explore’.
Open the page in the British Library’s itemViewer (page image 286)
Download the PDF for this book Image found on book scan 286 (NB not a pagenumber)Download the OCR-derived text for this volume: (plain text) or (json)

Click here to see all the illustrations in this book and click here to browse other illustrations published in books in the same year.

Order a higher quality version from here.

Next Page »